Y qué pasa si se impugna (o no) la Ley de Seguridad Interior

Y qué pasa si se impugna (o no) la Ley de Seguridad Interior