NacionalPortada

Negoció Lozoya criterio para ser testigo

REFORMA


Abel Barajas

Cd. de México (17 julio 2020). Emilio Lozoya regresó a México luego de negociar con la Fiscalía General de la República (FGR) un criterio de oportunidad que lo convertirá en testigo colaborador de nuevas investigaciones y con el que podría conseguir la cancelación de las dos órdenes de aprehensión en su contra. 

El pasado 30 de junio, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo que Lozoya se allanó a la extradición y ofreció su colaboración en las investigaciones.

De acuerdo con autoridades, la información que proveerá el ex director de Pemex permitirá iniciar nuevas carpetas de investigación por hechos distintos a los que llevaron a convertirlo en prófugo de la justicia o ampliar las que están en curso por los casos Odebrecht y Agronitrogenados.

El criterio de oportunidad es una figura del Código Nacional de Procedimientos Penales que permite a las Fiscalías extinguir o cancelar la acción penal contra un imputado, a cambio de que el beneficiario aporte información esencial para perseguir un delito de mayor gravedad al que le atribuyen.

Según el artículo 257 de la norma, el ejercicio de la acción penal y el plazo de prescripción de la imputación se suspende en favor del beneficiario de un criterio de oportunidad, sólo hasta que comparezca a rendir su testimonio en el procedimiento donde aportó información.

El ex director de Pemex ya ofreció a las autoridades federales por lo menos 12 videos que exhiben los pagos de sobornos que hizo a políticos y ex legisladores de los partidos Acción Nacional y la Revolución Democrática, a cambio de votar por las reformas del Pacto por México.

Además, ya hizo una nueva declaración por escrito en la que manifiesta algo ya dicho en su nombre por el anterior de sus abogados, Javier Coello Trejo, en el sentido de que el ex Presidente Enrique Peña Nieto y el ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, están vinculados a operaciones que causaron un grave daño al patrimonio de Pemex, como la compra de Agronitrogenados.

En el pasado reciente, la FGR ha brindado este beneficio a algunos personajes que estaban prófugos de la justicia, desistiéndose de las órdenes de aprehensión, como es el caso de José Juan Janeiro Rodríguez, señalado como el “cerebro financiero” de los desvíos de Javier Duarte.

También otorgó el criterio de oportunidad a imputados que incluso habían asistido a las audiencias judiciales en las que iban a ser procesados, aunque al final la Fiscalía pidió cancelar los citatorios a esas diligencias, como ocurrió en la llamada Estafa Maestra.

En este caso particular, recibieron el beneficio José Antolino Orozco Martínez, ex jefe de la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace Institucional; Marcos Salvador Ibarra Infante, ex director general de Coordinación de Delegaciones, y María del Carmen Gutiérrez Medina, ex jefa de la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace Institucional en la Sedatu y la desaparecida Sedesol.

En el mismo asunto, la FGR empezó a negociar el beneficio con Armando Saldaña Flores, ex director general de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo de la Sedatu. Sin embargo, hasta el momento, la Fiscalía no se ha desistido del proceso iniciado en su contra.

En los próximos días, la Fiscalía tomará una decisión sobre la aplicación del criterio de oportunidad a Lozoya y si en breve procede como lo hizo con Janeiro, desistiéndose de los mandamientos de captura, no habrá ninguna audiencia de imputación, tendrá la libertad absoluta y le devolverán su casa y el dinero asegurado.

Las autoridades federales de momento no han solicitado ante los jueces de control del Reclusorio Norte la cancelación de las dos órdenes de aprehensión libradas contra Lozoya, una por lavado de dinero y otra por el mismo delito y asociación delictuosa y cohecho.

Tampoco ha sido programada ninguna fecha ni hora para llevar a cabo las audiencias en las que debiera ser imputados de esos ilícitos ante los jueces de control Artemio Zúñiga Mendoza y Jesús Eduardo Vázquez Rea.

Desde que inició la presente administración, la FGR había sido reacia a concederle a Lozoya el beneficio del criterio de oportunidad, no obstante que su defensa siempre apuntó a Peña y Videgaray. Fue apenas el mes pasado, cuando la Fiscalía modificó su postura y decidió negociar.