DestacadasNacionalPortada

La joven María Elena se reencuentra con el saxofón

EXCELSIOR

CIUDAD DE MÉXICO.- La saxofonista oaxaqueña atacada con ácido, María Elena Ríos, afirmó que va a llegar a la justicia de una u otra forma en su caso.

En entrevista con De Pisa y Corre de Imagen Televisión, señaló que María Elena es una mujer que está muy dolida, muy dolida con las autoridades competentes porque no han solucionado una situación que está dentro de sus posibilidades.

Y más que dolida también me siento burlada y me siento muy impotente, porque pareciera que por el hecho de ser mujer valgo menos y pareciera que no tienen las ganas de hacer una justicia, pero por eso estoy aquí, porque afortunadamente estoy viva después del hecho, como ya todos saben me hicieron una tentativa de feminicidio”.

Destacó que está con la frente en alto y “todo lo que digo lo digo con fundamento, con un respaldo y estoy dispuesta a llegar a la justicia si la justicia no ha llegado a mí, yo voy a llegar a la justicia de una u otra forma”.

Relató que al principio de este suceso se sentía con ganas de morir y “yo externé muchas veces. Lamento mucho habérselo dicho a mis padres, porque pues es un dolor muy grande, yo no quería vivir porque yo en mi cara tengo una cicatriz entre la nariz y la boca, estaba todavía más retraída. Mi boca no la abro como ahorita la estás viendo. O sea, no me cabía ni una cucharita para bebés, no le cabía y esa era mi mayor preocupación, porque dije, ya se acabó mi vida”.

-¿Cómo voy a tocar así?

O sea, no voy a poder y en ese momento lo primero que deseaba era morirme, porque me mataron esa parte de mí en ese momento, pero poco a poco te vas recuperando emocionalmente en mi casa, fue por mis padres, mi hermana, mis hermanos, el amor, yo era como un bebé y el amor que tenía para limpiarme mi cara, para ayudarme a hacer del baño, para bañarme, volví a ser bebé, volví a nacer y todos esos detalles de amor que te da tu familia cómo no te van a motivar”.