El autobús que lleva mexicanos a la escuela en 'el otro lado'

Para unos cruzar es una odisea, para otros una tediosa rutina diaria.
 

“Vámonoooos”, dice el chofer del bus escolar, pero este es un transporte distinto, en el viajan estudiantes mexicanos que cruzan diariamente a Estados Unidos para llegar a clases. Estos niños lo hacen todos los días entre Ciudad Juárez y El Paso.

En el condado de El Paso muchos de sus estudiantes son de origen mexicano y de ellos un porcentaje considerable radica del otro lado de la frontera, asunto que puede ser un dolor de cabeza para sus padres que tienen que acompañar a sus hijos al puente internacional, de ahí los chavos tienen que llegar a la escuela en ‘el otro lado’.

La escuela Lydia Patterson en El Paso, tiene considerado que el 80% de su alumnado es transfronterizo.
Luis Hernández, residente de la frontera texana emprendió un proyecto para ayudar a los padres juarenses a que sus hijos lleguen a su escuela más fácilmente.

La iniciativa de Hernández nació a partir de las inquietudes de los padres de familia, estos le externaron la incertidumbre de sus hijos para ir desde el puerto fronterizo hasta sus escuelas.

“Empezamos apenas este semestre, en enero, pero son bastantes las familias”, declaró el emprendedor a El Diario.

El costo del servicio es de 20 dólares semanales (371 pesos mexicanos), lo que garantiza recoger a los niños en el Puente Internacional Zaragoza al este de la metrópoli binacional.

Si son más dos o más niños por familia les dan un precio preferencial, Hernández interioriza mucho esta necesidad de facilitar el transporte, ya que fue una experiencia que vivió de niño.

“Yo fui parte de los estudiantes transfronterizos por años cuando recién nos venimos a El Paso mi familia y yo. Es por eso la comprensión hacia los padres y los niños, que suelen despertarse desde muy temprano para alcanzar a llegar a tiempo a su escuela”, expresó a El Diario.

Distrito Escolar Independiente de El Paso, cuenta con 93 escuelas del EPISD tienen 61 mil 290 estudiantes, de ellos cerca de 50 mil son de origen hispano, de los cuales estiman cerca de 9 mil son alumnos transfronterizos.

La simbiosis entre El Paso y Ciudad Juárez está a nivel comercial, cultural, académico y familiar.

Para una familia con actividades binacionales significa madrugar a las 5am, prepararse para ir a la escuela, salir, dirigirse al puente internacional, hacer la espera que puede demorar hasta 2 horas y media en horas críticas. Después de pasar todo el día en la escuela desde las 8am hasta las 4pm en algunas escuelas hay que regresar a Ciudad Juárez donde la línea de regreso no es muy benevolente.

Estiman más de 22 mil personas cruzando diariamente de Ciudad Juárez a El Paso.

Este servicio que recién inicia, se está convirtiendo en una gran alternativa para facilitar la vida a familias con esta dinámica en spanglish todos los días. Dado el éxito del servicio está buscando ampliarse para asistir a los padres en Juárez, para llevar a los niños al Puente Internacional y al cruzar los espere el bus en El Paso para llevarlos a clase.

HuffPost