Penectomía, el procedimiento para tratar cáncer de pene

Man Covering His Crotch: Isolated Background

El cáncer de pene es un tipo de cáncer que si bien no es muy frecuente puede afectar de manera importante muchos aspectos de la salud del hombre, por lo que se han desarrollado procedimientos como la penectomía para eliminarlo.

¿En qué consiste una penectomía?
En países de América del Sur, África y partes de Asia, el cáncer de pene tiene mayor incidencia.

Cuando esta enfermedad se detecta, puede llevarse a cabo una penectomía, que consiste en la eliminación del pene para tratar de controlar la enfermedad.

Una penectomía puede ser parcial o completa, todo dependerá de qué tan extendido esté el cáncer en el tejido del pene.

Aunque este procedimiento no afecta la capacidad para orinar, si modifica la forma en que la orina sale del organismo, porque se crea una nueva abertura entre el ano y el escroto para que pueda ser expulsada.

Dependiendo de la etapa en que se encuentre el cáncer de pene, es posible que sea necesario extirpar los testículos y será necesario que el paciente tenga que tomar suplementos de testosterona.

¿Cómo recuperarse de una penectomía?

El tiempo y el proceso de recuperación depende de diversos factores, entre los que destacan la edad del hombre, la etapa del cáncer y otras condiciones médicas.

La penectomía tiene como efecto a largo plazo un cambio en la forma en que el hombre orina, aunque dependerá de si se hizo una cirugía total o parcial.

En caso de tener una penectomía parcial, el hombre podrá seguir orinando de pie, sin embargo, si el procedimiento quirúrgico se hace totalmente, el hombre tendrá que orinar sentado.

La función sexual también puede verse afectada, ya que sólo es posible seguir manteniendo relaciones sexuales con penetración cuando la penectomía fue parcial.

La recuperación también puede incluir una cirugía de reconstrucción de pene llamada faloplastía así como terapia psicológica ya que este tipo de procedimientos pueden causar un trauma en el paciente.

Otros aspectos como la autoestima y la imagen de uno mismo son afectados, por lo que el apoyo de los profesionales es fundamental.

Otras opciones para tratar el cáncer de pene
Hay casos en los que no es necesaria una penectomía y se pueden hacer otras cirugías menos agresivas, dependiendo del tamaño del tumor y la profundidad del cáncer en el tejido del pene.

Algunos de los procedimientos quirúrgicos alternativos pueden ser la escisión, una extripación simple en la que se elimina el tumor y una parte del tejido alrededor del mismo. Otra opción es la cirugía micrográfica de Mohs, en la que se eliminan capas del tumor una por una con fin de eliminar las células cancerosas. La circuncisión es otra opción efectiva sólo cuando el cáncer de pene afecta al prepucio.

Otras opciones como la quimioterapia, la inmunoterapia y la radiación pueden tener efectos positivos en el tratamiento del cáncer de pene.

Para evitar este y otros problemas, mantente al tanto de tu salud y acude a chequeos frecuentes aunque no sientas ninguna molestia.

(Con información de Muy interesante)

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*