Locución, la pasión de mi vida

Transcurrían los años mozos de mi vida, no con mucha fortuna pero si con ganas de encontrarla, crecí en la cultura del telerreportaje de don Jesus Sibilla Zurita, de la Onda Candente del gran Pedro Romero y su Onda Candente, del programa de Don Luis Illán Torralba, o escuchando las voces de Jesus Martínez Velásquez y don Enrique Lodoza, pero nadie me dijo que un día yo sería parte de esta bella historia.

Cuenta mi hermana Elena (Nena) que es un dote que tuve desde niño, la verdad no lo recuerdo, sin embargo fue en plena juventud cuando descubrí que la locución era mi vocación, no podría explicar mi arribó a esta profesión sin recordar a Gabriel Aysa y a Carlos Suárez, quienes me invitaron a participar en un programa deportivo, o al Negro Aguilar quien me descubrió y abrió las puertas de Radio Tabasco, o a Clever Alamilla quien en mis momentos de flaqueza me motivó a no abandonar este sueño que me costó casi dos años lograr el lugar qué hora tengo en CORAT.

Tampoco puede pasar por alto el orgullo que esto provocó a mi padre (Don Luis) y a mí madre (Doña Isabel) quién me respaldó con todo lo que pudo, menos a Consuelo Luna (QEPD) una mujer extraordinaria y sincera, desde luego también a mi familia y a los amigos.

La locución me abrió las puertas de muchas cosas y experiencias que hoy me faltarían horas para poder contarles, pero si puedo decirles que estoy agradecido con mi carrera, porque me ha dado todo, con todas las personas del gremio a quienes admiro y respeto, con la gente, porque sin el radioescucha la locución no fuera posible.

Gracias a también a mis maestros Andrés de la Cerda por su generosidad, a Carlos Cesar Gil, que fue casi un padre, a Moises Dagdú y Paty Chamelis, por darme la primera oportunidad, a Dolores Gutierrez y Maritza Calero, porque un locutor sin un espacio, simplemente no lo es.

A Freddy Herrera, Fabián Ojeda, Sandra Villafuerte, Gilaur Gallegos, Nelson Alonso, Mari Chuy Hernàndez Yedra, Verónica Madrigal y Jorge Castro, por sus experiencias e inspiración.

Feliz día del locutor.