Jack Davis es un niño de 9 años. Envió una carta a la NASA para optar nada menos que a la vacante de Oficial de Protección Planetaria; la agencia espacial norteamericana le dio una estimulante respuesta este pasado4 de agosto.

Hace unos días la NASA abrió una posición para un Oficial de Protección Planetaria, y el joven Jack se dio cuenta de que sencillamente había encontrado su trabajo perfecto. Estaba seguro de que el empleo era suyo, pues se declara un guardián de la galaxia. El trabajo básicamente es para “proteger la Tierra de la contaminación biológica y en la exploración espacial humana y robótica”.

Jack Davis NASA carta 1

La carta manuscrita de Jack Davis, Guardián de la Galaxia

“Mi nombre es Jack Davis y quisiera conseguir el trabajo para la posición de oficial protector del planeta. Puede que tenga 9 años, pero creo que reuno las condiciones para esta posición”, expresó el niño en su carta, seguro de sus capacidades.

Además, Davis escribió que otra de sus calificaciones para el empleo es haber visto casi todas las películas de aliens que existen. También dijo que por ser joven tiene mayor capacidad de aprender a pensar como un alien. De hecho, escribió que “Una de las razones [por las que estoy preparado para el puesto] es que mi hermano dice que soy un Alien”.

La propia NASA publicó los detalles en su página oficial, sorprendidos pero a la vez felices por recibir este tipo de aplicaciones.

En su respuesta al niño, el director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA, James L. Green, lo felicitó por su interés en el puesto, y le comentó más detalles del mismo, que se basa en la protección del planeta Tierra de pequeños microbios que se podrían traer desde la Luna o Marte junto con las muestras. Así como evitar la propagación de gérmenes de nuestro planeta a otros sitios del Sistema Solar.

Alentaron al pequeño a seguir estudiando para que obtenga buenas calificaciones en su escuela, pues esperan que en un futuro sea parte de la agencia espacial. Además, el propio Jonathan Rall, director de investigaciones de la NASA, lo llamó por teléfono e intercambió con el pequeño guardián de la galaxia.

Cultura Inquieta