Las elecciones de 2018 serán las primeras en la historia con una mayoría de mexicanos con acceso a internet. ¿Estaremos listos para evitar tanta mentira?

Las elecciones de 2018 serán las primeras donde la mayor parte de la población mexicana estará conectada a internet. Ese año millones de personas se asomarán primero a la pantalla de smartphones y tabletas que a televisores y hojas de papel periódico para conocer el desarrollo de las campañas y la jornada electoral donde se elegirán, entre otros cargos, al siguiente presidente de México. Bajo este escenario se asoma la posibilidad de que noticias falsas transmitidas directamente hacia millones de votantes modifiquen el rumbo de la elección.

Las noticias falsas (fake news, en inglés) cobraron relevancia internacional el otoño pasado cuando sitios como National Report e InfoWars publicaron en días previos a la elección presidencial de los Estados Unidos notas referentes la pertenencia de la ex candidata demócrata Hillary Clinton a una red de pornografía infantil o el supuesto asesinato de un agente del FBI que investigaba dicha candidata.

Gracias a técnicas que mejoran su visibilidad en las líneas de tiempo y muros de redes sociales, tales historias se compartieron masivamente. Un estudio publicado en marzo por investigadores en la universidad de Berkeley halló que 115 noticias falsas a favor de Donald Trump habrían sido compartidas alrededor de 30 millones de veces sólo en Facebook.

Las elecciones de 2018 serán las primeras donde la mayor parte de la población mexicana estará conectada a internet.
MÉXICO, TIERRA DE BITS

México es un país donde internet se ha expandido rápidamente y las redes sociales se están convirtiendo en la plataforma preferida para la discusión pública. De acuerdo con el Inegi, hacia mediados del año pasado en el país habían más de 65 millones de usuarios de internet, de los cuales alrededor de 46 millones eran mayores de 18 años. Más aún, análisis de IABMéxico, agrupación de empresas de publicidad en línea, inican que el 93% de los internautas nacionales de están suscritos a una red social y virtualmente todos (97%) usan Facebook.

La audiencia potencial de internet es superior a la que los medios tradicionales mexicanos pudieron soñar en cualquier momento: el diario La Prensa, quizá el más popular del país imprime alrededor de 285 mil ejemplares diarios. Contrario a lo que implica la infraestructura millonaria necesaria para operar una revista o una estación de radio, un sitio web puede comenzar con modestos recursos.

Un artículo en la revista Wired encontró que un adolescente en la nación europea de Macedonia estaba detrás de algunos de los sitios de noticias falsas más compartidos durante la elección noerteamericana como PoliticsHall.com y USAPolitics.co invirtiendo inicialmente unos pocos centenares de dólares.

¿Es posible que las noticias falsas florezcan en México? De acuerdo con Luis Roberto Castrillón, periodista, profesor de comunicación y responsable del blog #ElEditordelaSemana, donde analiza este fenómeno en México, ya es una realidad, “la confiabilidad que daban los medios de comunicación y sus procesos editoriales ha sido reemplazada en alguna medida por la credibilidad que da el que una nota sea compartida por tus contactos de Facebook o de Whatsapp”.

Las leyes nacionales contra ciberdelitos son obsoletas y obtusas

El académico apunta a lo sucedido en los primeros días de enero, durante los saqueos ocurridos tras el súbito incremento al costo de los combustibles, “las noticias falsas apelan a nuestros sentimientos y en situaciones de inestabilidad social como las que sucedieron después del gasolinazo, la gente confió más en los mensajes de sus círculos socales y tomaron decisiones como cerrar sus negocios en torno a supuestos avisos que anunciaban ataques vandálicos”.

La confiabilidad que daban los medios de comunicación y sus procesos editoriales ha sido reemplazada en alguna medida por la credibilidad que da el que una nota sea compartida por tus contactos de Facebook o de Whatsapp”.
Luis Roberto Castrillón, #ElEditordelaSemana
El impacto de los sitios de noticias falsas podrían incrementarse en México debido a la vertiginosa desconfianza en medios de comunicación tradicionales. Datos de la empresa encuestadora Parametría indican una pérdida de la confianza de los mexicanos hacia medios tradicionales.

Esta caída en la confianza hacia los medios tradicionales es un fenómeno global según Francisco Abundis, director general de la empresa encuestadora, “esta disminución de la confianza en los medios sucede en buena parte de las democracias del mundo como los Estados Unidos. La irrupción de internet y las redes sociales aceleraron este proceso”.

MERCADO DE SUSPICACIAS

La fragmentación del mercado de los contenidos noticiosos en internet y la desconfianza de los mexicanos hacia los medios de comunicación abre la puerta para que los sitios de noticias falsas aparezcan durante ciclos electorales de acuerdo con el Dr. Raúl Trejo, catedrático del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, “algunos de estos sitios buscarán atraer clicks e ingresos con noticias escandalosas pero otros lo harán como parte de estrategias políticas de campaña”. De acuerdo con Castrillón, los sitios de noticias falsas con tinte político en el país ya existen, “sitios como Argumento Político y DenunciasMX publican notas para denostar actores políticos atribuyéndoles hechos y dichos falsos”.

Algunos sitios buscarán atraer clicks e ingresos con noticias escandalosas pero otros lo harán como parte de estrategias políticas de campaña”.
Raúl Trejo, UNAM
DenunciasMX existe como dominio desde febrero de 2015 y de acuerdo con el sitio de rankings Alexa ocupa el sitio 2,410 dentro de los sitios más visitados en el país. Su responsable, Levi Rojas declinó dar una entrevista a HuffPost México pero en un correo electrónico explicó la naturaleza de su sitio web, “empezamos en el 2012 con el Blog del Pueblo y después creamos el sitio DenunciasMX que tiene bastante trafico en internet. Antes eramos proAMLO, pero ahora somos más imparciales”.

Al ser cuestionado sobre si DenunciasMX es un sitio de noticias falsas, Levi lo rechaza: “Mi sitio ha caído en varias ocasiones en la trampa de la noticia falsa, lo hemos publicado pero cuando nos damos cuenta que es falso lo borramos, incluso grandes sitios como Proceso, La Jornada han caído también”. Sobre la motivación del sitio, Rojas aclara: “(nuestro) objetivo principal es exhibir a los políticos transas. Somos cinco personas entre editores, periodistas profesionales, webmasters y expertos en redes sociales. Nunca nos vendemos al gobierno corrupto, somos del pueblo para el pueblo. Gracias a nuestras noticias hemos exhibido a muchos funcionarios corruptos y han caído”.

Mi sitio ha caído en varias ocasiones en la trampa de la noticia falsa, lo hemos publicado pero cuando nos damos cuenta que es falso lo borramos, incluso grandes sitios como Proceso, La Jornada han caído también”.

Queda la incógnita sobre la influencia que tendrán las noticias falsas en los próximos procesos electorales. Una posibilidad es que su influencia sea limitada, según Francisco Abundis, quien regularmente hace estudios sobre preferencias electorales “hoy día un hashtag o un video viral se convierten en tema de conversación nacional hasta que es retomado por los grandes medios audiovisuales”. Luis Roberto Castrillón describe un escenario más sorpresivo, “imagina que al mediodía del día de las elecciones se comienzan a enviar videos sobre un supuesto infarto del candidato puntero. En una elección muy competida, podría desalentar a los electores suficientes para cambiar el curso de la elección”.

Lo único cierto es que serán meses de multitud de noticias: falsas y verdaderas.

The Huffington Post México