Estado

Corrigen cirujanos malformación arteriovenosa considerada inoperable

La intervención fue realizada en el Hospital del Niño por un equipo médico encabezado por el neurocirujano Sergio Cossío

Villahermosa, Tabasco.- Una malformación arteriovenosa extra e intra ventricular, considerada inoperable en la literatura médica mundial, fue atendida con éxito por un equipo multidisciplinario del Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño Dr. Rodolfo Nieto Padrón, a través de un procedimiento de casi 12 horas, reportó Sergio Cossío Flores, jefe del Servicio de Neurocirugía y coordinador de Cirugía, del nosocomio.

Explicó que a través del servicio de urgencias se atendió a un menor de 14 años, que acudió con un sangrado intracerebral extenso que llenaba los ventrículos y ponía en peligro su vida, por lo que le colocaron un catéter externo y apoyo ventilatorio, para limpiar el líquido encefaloraquideo, lo cual ofreció mejoría al paciente.

Sin embargo, fue necesario realizar estudios de angioresonancia y angiotomografía, mediante los cuales detectaron una malformación arteriovenosa extra e intra ventricular; “de acuerdo al tamaño, el sitio y el drenaje profundo, la clasificación que obtuvimos fue de 4.5, de las más temibles y, de acuerdo a la literatura mundial, de las consideradas inoperables, por lo que sólo debe ofrecerse embolización y radiocirugía”, apuntó.

Cossío Flores indicó que, no obstante esa situación, decidieron realizar la cirugía y el procedimiento fue muy bien manejado, hasta lograr la resección y pasar al paciente a la terapia intensiva, donde obtuvo mejoría hasta que pudo trasladarse a piso y al día de hoy el menor puede comunicarse correctamente.

Aseguró que estos casos son frecuentes y que, en niñas y niños, los sangrados cerebrales espontáneos generalmente son por rupturas de malformaciones

arteriovenosas; al año aquí se atienden de 7 a 10 casos, de los cuales la mayoría logran operarse con éxito y con poca mortalidad, expuso.

Sergio Cossío afirmó que para los especialistas la responsabilidad y el éxito radica en regresar al paciente a una buena calidad de vida social, que vuelva a su entorno familiar, toda vez que en el Hospital los médicos se han formado con la misión y convicción de que los niños recuperen una vida lo más digna posible.

Susana Collado Silván, originaria de Sánchez Magallanes, municipio de Cárdenas, agradeció las atenciones que médicos, enfermeras y personal del Hospital del Niño le han dado a su hijo; recordó que hace siete años Henry presentó un problema de fuerte dolor de cabeza, vomitó y convulsionó, por lo que fue atendido en este nosocomio.

En esta ocasión le detectaron la malformación y con la cirugía le han devuelto la esperanza de vida, dijo la madre de familia, quien confía en que su vástago se reintegrará en breve a sus actividades normales.