Estado

Siguió personal médico protocolo en parto imprevisto, en Cunduacán

Reporta Secretaría de Salud en perfectas condiciones a la madre y a su bebé; descartan usuarios negligencia médica

Villahermosa, Tabasco.- La Secretaría de Salud afirmó que el personal médico siguió todos los protocolos de atención en el parto fortuito registrado este martes a las afueras del Centro de Salud del Poblado 11 de Febrero, en Cunduacán, y reportó en perfectas condiciones tanto a la madre como a la recién nacida.

En tanto, la paciente Frida Alejandro Morales Domínguez, así como sus acompañantes, la partera y vecinos de la comunidad que fueron testigos de los hechos, descartaron que en este caso de alumbramiento imprevisto se haya registrado algún tipo de negligencia médica o que el personal haya negado la atención, tal como se difundió en algunas plataformas digitales.

Frida Alejandro Morales relató que cerca de las 07:30 horas empezó a registrar dolores de parto y se le reventó la fuente, por lo que acompañada de su cuñada María Magdalena Jiménez Méndez, abordó un pochi-móvil para acudir al Centro de Salud de la comunidad, que comienza a bridar servicios a partir de las ocho de la mañana.

Explicó que minutos antes de que abriera la unidad médica, esto es, alrededor de las 07:50 horas se registró el parto fortuito, pero de inmediato fue asistida por la partera de la comunidad, Delfina Jiménez Gómez, así como algunas otras personas, entre ellas Wendy del Carmen Gallegos y Ema Solís Colorado, vecinas del lugar.

La Secretaría de Salud agregó que ante este hecho, la paciente junto con su bebé fueron ingresados al Centro de Salud, donde recibieron la atención correspondiente. La bebé, precisó la dependencia, nació con un peso de 2.85 kilogramos, y está en perfectas condiciones.

La paciente Frida Alejandro añadió que originalmente su parto estaba previsto para el 25 de junio; sin embargo se le adelantó ya que es multigesta, es decir que era su quinto embarazo.

Personal del Centro de Salud del Poblado 11 de Febrero comentó que tanto la madre como su bebé fueron trasladados minutos después del nacimiento al Hospital General de Cárdenas, con la finalidad de que fueran valoradas por médicos especialistas y se descartara cualquier otra complicación.