Economía

Tesla pondrá a la venta sus tejados solares

Este año la firma pondrá a la venta de los usuarios de EU estos techos solares para que posteriormente, en 2018, estén disponibles para otros países

La misión de Tesla es acelerar la transición del mundo hacia un futuro de energía sostenible mediante la creación de productos atractivos como paneles solares. La energía solar siempre ha sido parte del plan de Ellon Musk quien reconoce la necesidad de un techo que es al mismo tiempo asequible, duradero, hermoso e integrado con el almacenamiento de la batería.

Estos productos que ya prepara la empresa de Musk complementarán la arquitectura de las casas de todo el mundo haciéndolas más sostenibles.

“Con un muro de poder la energía recolectada durante el día se almacena y se pone a disposición en cualquier momento, convirtiendo eficazmente un hogar en una utilidad personal. La energía solar puede ser generada, almacenada y utilizada día y noche, proporcionando energía ininterrumpida incluso si la red se cae”, detalla la empresa.

Este año la firma pondrá a disposición de los usuarios de Estados Unidos estos techos solares para que posteriormente, en 2018 estén disponibles para otros países, así lo señala Ellon Musk en su cuenta de Twiter.

“Al hacer nuestra propia investigación sobre la industria de techos, quedó claro que los costos de los techos varían mucho, y que comprar un techo es a menudo una experiencia peor que comprar un auto a través de un concesionario. Los contratos iniciales tienden a ser excesivamente optimistas, y los clientes posteriores enfrentan costos ocultos que nunca se mencionaron de antemano”, señala en su blog oficial Tesla.

El solar roof de Tesla estará disponible en una variedad de diseños, incluyendo Smooth y Textured (disponible este año) y Tuscan y Slate (disponible a principios de 2018).

Elaborados con vidrio templado, azulejos de azotea solar son más de tres veces más fuertes que los azulejos de techo estándar, pero la mitad del peso. No se degradan con el tiempo como el asfalto o el hormigón.

Forbes México