EconomíaPortada

Preocupan a empresas robos de gasolina

Las empresas extranjeras que buscan abastecer de gasolina a México están analizando las inversiones planeadas luego de que una serie de robos de combustible escalaron y dejaron hechos sangrientos en Puebla.

Una batalla entre soldados y huachicoleros, el apodo local de ladrones de combustible, dejó 11 muertos y muchos más heridos y provocó protestas en Puebla, donde a menudo se usan tuberías para robar gasolina.

Las empresas que buscan importar combustible a México desde los Estados Unidos como Howard Energy Partners y BioUrja Trading LLC, están preocupadas por el aumento del problema.

“Es parte de una tendencia preocupante que los inversionistas echarán un vistazo y precio en las ofertas que hacen y la cantidad de inversión que deciden poner en México”, dijo John Padilla, director gerente de la firma de consultoría energética IPD Latin America, desde Bogotá.

Los robos de combustible mexicano se han intensificado en el último año, ya que el Gobierno eliminó los subsidios. El “gasolinazo” empujó los precios al alza en 20 por ciento a principios de 2017 y condujo a los disturbios y a los bloqueos en algunas terminales del combustible. Pemex ha cubierto el costo asociado con los robos, pero no está claro si la compañía tratará de transmitirlos a importadores privados en el futuro.

“El robo de combustible es una preocupación importante para muchas empresas que entran en México y no sabemos que el Gobierno está haciendo nada para ayudar a aliviar ese riesgo”, indicó Rajan Vig, jefe de Originación de BioUrja para México.

BioUrja está tratando de importar combustible a México y está en conversaciones con el Gobierno y los bancos para abordar la cuestión del robo de combustible, pero “necesitamos que el Gobierno esté de nuestro lado”, señaló.

Las tomas ilegales subieron el año pasado, lo que resultó en pérdidas de 2.2 mil millones de litros, o aproximadamente 581.2 millones de galones de combustible, un aumento de 24 por ciento desde 2015.

“Es una preocupación muy grande para nosotros”, indicó Mike Howard, director ejecutivo de Howard Energy, que está construyendo un complejo de gasoductos para productos refinados en el norte de México.

“Hemos visto todo tipo de medidas de seguridad incluyendo drones, cámaras sobre el terreno, todo lo que usted puede imaginar para proteger el producto”.

La compañía también está invirtiendo en tecnología avanzada de detección de fugas y considerando enterrar sus tuberías más profundamente en algunos lugares. Los huachicoleros suelen excavar las tuberías de Pemex con una pala, porque están enterradas cerca de la superficie.

Los robos a la gasolina son “una pérdida que Pemex parece absorber, y realmente no se puede esperar que el sector privado haga eso”, declaró Robert Campbell, jefe de investigación de productos petroleros en el consultor de la industria Energy Aspects Ltd.

“El sistema de justicia mexicano no inspira confianza. Estos son el tipo de problemas que realmente necesitan ser resueltos”, indicó.

Pemex está reforzando sus esfuerzos para combatir el robo de combustible, incluyendo el rastreo de los mercados negros donde se vende el combustible y el aumento de la vigilancia en sus oleoductos, dijo José Antonio González Anaya, director ejecutivo de Pemex, en una entrevista con Bloomberg el 4 de mayo.

González Anaya fue a Colombia el año pasado para aprender nuevos enfoques para combatir el crimen de parte de Ecopetrol, el productor estatal de petróleo de Colombia, que se ha enfrentado a ataques guerrilleros frecuentes en su sistema de tuberías. Hora de publicación: 11:05 hrs.

 

Reforma