Deportes

Ser boxeadora profesional, hizo fuertes a mis hijos: Ana Arrazola

Ciudad de México. Desde la experiencia de la boxeadora Ana Arrazola, quien este sábado pelea por el campeonato mundial mosca ante Yéssica Chávez, dice, a veces, sentirse culpable por no estar con sus hijos el Día de las Madres.

Reconoce que existe esa imposición que produce culpa cuando no cumple a cabalidad. Por su trabajo, ella se ha perdido festivales escolares de sus hijos, celebraciones, pero con la convicción de que su entrega al boxeo es más formativa para ellos.

“A veces siento feo de no estar, por ejemplo el Día de la Madre, pero dejarlo para cumplir con mi trabajo los ha hecho independientes”, dice Arrazola.

“Los dejo pero regreso con victorias, o derrotas también, pero eso los hizo fuertes, ya no son chicos, pero nunca fueron débiles, porque enfrente tenían una mamá que se tomaba en serio su trabajo como boxeadora profesional”.

Este sábado en su esquina estarán, como parte de su equipo, su hijo Juan Carlos, 22 años, y su hija menor, Ana, de 15.

La Jornada