Entretenimiento

“Rápidos y furiosos 8”: Un churro que no se agota

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dirigida por F. Gary Gray, la película Rápidos y furiosos 8 (The Fate of The Furious,EU, 2016) podrá haber perdido a Paul Walker pero no su esencia que mezcla la adrenalina, los autos, camaradería, robos y mujeres atractivas.

La película es un churro que funciona y que ha sido capaz de colarse en medio de las cintas taquilleras de súper héroes para quedarse en los primeros lugares. Hasta ahora ha recaudado cerca de 922 millones de dólares, pero se calcula que este fin de semana sobrepase los mil millones.

Rápidos y furiosos 8 comienza con Dom (Vin Diesel) viviendo plácidamente en Cuba (donde se filmó la primera secuencia de acción) con su amada Lety (Michelle Rodríguez). Todo está tan bien que hasta hablan de formar una familia.

 

Desgraciadamente todo se descompone cuando aparece el personaje de Charlize Theron, llamado Cipher, una hacker descomunal (que hackea cualquier vehículo), quien se las arregla para chantajear a Dom y lo obliga a cometer una serie de ilícitos que podrían poner al mundo en riesgo.

Para detener a Dom tenemos al mismísimo agente de la ley Hobbs (Dwayne Jonhson), e incluso sus propios amigos Deckar (Jason Statham), Roman (Tyrese Gibson) y Tej Parker (Ludacris).

Rápidos y furiosos no es una película profunda, es entretenida no tanto por una trama bien construida o por sus actuaciones, sino por las vertiginosas escenas de acciones, el atractivo visual y por supuesto esta extraña complicidad que se genera con el espectador de un grupo de sujetos que no siguen las reglas, con diversión y de manera holgada, aunque esto involucre algunos actos ilegales, pero casi siempre aquellos que salen dañados es porque se lo merecen. Y bueno, la policía a veces no siempre parecer estar del lado de la justicia.

A la cinta le ha ido tan bien que se tienen intenciones de que haya una novena y una décima parte. Así pues, habrá autos veloces, mujeres hermosas e intrépidas, y hombres rudos y renegados para unos años más, en franca competencia con espadas láser, mutantes, súper héroes vengadores y unos seres azulados que viven en el planeta Pandora.

 

PROCESO