NacionalPortada

La alianza militar con la que EU busca que México "haga el trabajo sucio" en Centroamérica

Una cumbre entre mandos militares próxima a realizarse en Cozumel, busca que México tenga una mayor presencia en Centroamérica en materia de seguridad regional.

A pesar de la tensa relación entre el gobierno de México y Estados Unidos, mandos militares del gobierno de Donald Trump buscan que el ejército mexicano tenga un mayor control de su frontera sur, como uno de los objetivos estratégicos de la Casa Blanca en materia de seguridad regional.

Esto, luego de que militares y mexicanos se volverán a reunir en Cozumel la próxima semana en la V Conferencia de Seguridad en Centroamérica (CENTSEC) que busca reforzar el papel de las fuerzas armadas mexicanas en Centroamérica, con el fin de salvaguardar los intereses de Estados Unidos. Un proyecto geopolítico donde se busca que los militares mexicanos “hagan el trabajo sucio” de Estados Unidos en Centroamérica, de acuerdo con algunos analistas.

Esto, además del despliegue de agentes estadounidenses en materia de seguridad que operan actualmente en México, y cuya cantidad es una incógnita, luego de que el gobierno mexicano decidiera clasificar dicha información por motivos de seguridad nacional y porque “afectaría el funcionamiento adecuado del andamiaje institucional construido entre ambos países para la atención de preocupaciones de interés común” y lesionaría “la imagen y confianza de México ante otras naciones”.

LA SEGUNDA REUNIÓN MILITAR MÉXICO-ESTADOS UNIDOS EN LA ERA TRUMP

En los próximos días, se realizará una cumbre en la que participarán militares de alto rango del gobierno de México y Estados Unidos, en la cual, el ejército mexicano será el anfitrión de la V Conferencia de Seguridad en Centroamérica (CENTSEC), programada del 23 al 25 de abril, de acuerdo con información publicada por la periodista Dolia Estevez.

“Para el Pentágono, la cumbre, que ha sido catalogada de “cuatro estrellas” por el alto rango de los asistentes, tiene un significado histórico ya que nunca antes México había aceptado ser sede. EU espera que el patrocinio mexicano vaticine el fin de la resistencia del Ejercito y la Marina en asumir el liderazgo regional en el combate al narcotráfico y la migración, una de las grandes asignaturas pendientes de la agenda geopolítica del Pentágono”, aseguró Estevez en un texto de opinión publicado en SinEmbargo.

Estevez recordó que en 2002, “México y Canadá fueron incorporados al “área de responsabilidad” del Comando Norte, creado ese mismo año en respuesta a las ataques terroristas de 2001. La misión del NorthCom es defender el territorio, espacio aéreo y marítimo de EU a partir de los flancos sur (México) y Norte (Canadá)”.

“Desde entonces, el Pentágono no ha dejado de presionar para que el Ejercito y la Marina asuman el papel de aliados estratégicos. Pero las alianzas entre desiguales corren el riesgo de degenerar en sumisión del débil ante el fuerte. EU es la potencia militar y nuclear número uno del mundo. El presupuesto militar de México es un suspiro del estadounidense. Lo que más bien se pretende es que México consolide y amplíe el trabajo sucio que realiza a nombre de EU en Centro América”, señaló.

En febrero pasado, funcionarios de defensa de Estados Unidos se reunieron con funcionarios mexicanos en Tapachula, Chiapas, para discutir iniciativas de seguridad fronteriza.

Entre los asistentes a dicha reunión estuvieron Lori Robinson, jefa del Comando Norte de Estados Unidos, Kurt Tidd, líder del Comando Sur, y la Embajadora, Roberta Jacobson, según información de la agencia Reuters.

“Este foro fortalecerá el liderazgo regional de las fuerzas armadas mexicanas en América Central y confío que será un catalizador más con mayor involucramiento en el fortalecimiento de la seguridad regional”, apuntó Robinson el pasado 6 de abril, ante el Congreso de Estados Unidos.

“Comparte nuestras preocupaciones por el impacto negativo de los flujos ilícitos en ambos lados de la frontera, y estamos en el camino hacia una visión militar-militar común y a una estrategia para encarar los retos mutuos que impacta la seguridad de ambas naciones”, agregó la líder del Comando Norte.

“Hemos acordado que en los próximos meses habremos de convocar a un encuentro entre países de América Central para asumir una responsabilidad conjunta para el desarrollo de América Central para, así, atender las causas de la migración”, dijo el canciller mexicano Luis Videgaray, en febrero pasado, durante la visita de secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, y el secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, general John Kelly.

The Huffington Post