Estado

Parkinson, segunda enfermedad que afecta al adulto mayor

El temblor en reposo, rigidez muscular, lentitud de movimientos y disminución o pérdida de reflejos posturales, son los principales síntomas

Villahermosa, Tabasco.- En el marco del Día Mundial del Parkinson que se conmemora este 11 de abril, la Secretaría de Salud recordó que esta enfermedad es un trastorno neurodegenerativo y crónico, que lleva a una incapacidad gradual del paciente, ya que desencadena alteraciones en la movilidad cognitiva, la expresión y en la función de autonomía.

La dependencia estatal explicó que, por su incidencia, es el segundo padecimiento neurodegenerativo más común del mundo (el primero es el Alzheimer), y está muy relacionada con el envejecimiento, pues es más común en personas mayores de 60 años. El Parkinson provoca la muerte de neuronas en el cerebro y ocasiona la pérdida del neurotransmisor dopamina, el cual ayuda a controlar el movimiento muscular.

Los síntomas de padecerla son el temblor en reposo, rigidez muscular, lentitud de movimientos voluntarios e involuntarios, la disminución o pérdida de los reflejos posturales, alteración de la motricidad y micrografía (estado en que la letra en manuscrita del paciente cada vez se hace más pequeña e ilegible).

También son manifestaciones de este mal, el bajo volumen de la voz, producción excesiva de saliva y o fenómeno de la rueda dentada.

Conforme a lo explicado, no toda esta sintomatología aparece en cada paciente y la evolución y progresión de la enfermedad es variable entre ellos. Sin embargo, por ser un trastorno progresivo, empeoran gradualmente con el tiempo, sobre todo por el estrés y situaciones emocionales que causan ansiedad.

Los malestares suelen mejorar con el descanso y sueño, por lo que se utilizan técnicas de relajación para disminuirlos, y aunque no existe una cura, se han desarrollado tratamientos y terapias que ayudan al paciente durante muchos años, lo que les permite llevar una vida relativamente normal.

Cabe señalar que, en 1997, la Organización Mundial de la Salud declaró el 11 de abril como el Día Mundial del Parkinson, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de James Parkinson, neurólogo británico que en 1817 describió lo que en aquel tiempo llamó Parálisis Agitante.