Estado

Advierte Salud riesgo de contagio de piojos

Estos ectoparásitos afectan a la población infantil de 3 a 10 años de edad, sobre todo en la temporada de calor

Villahermosa, Tabasco.- Debido a que durante la temporada de calor aumenta el riesgo de contagio de piojos en estudiantes, la Secretaría de Salud exhorta a los padres de familia a reforzar el cuidado diario de la higiene en sus hijos.

Al respecto, Cinthia Lizbeth López Morales, responsable del Programa de Prevención de Enfermedades en el Menor de Cinco Años, explicó que los piojos son ectoparásitos que ponen en riesgo a la población infantil, debido a que su reproducción y propagación es rápida, sobre todo en los salones de clases.

Citó que de acuerdo a las estadísticas en México, tres de cada 10 escolares se contagian. Estos parásitos se alimentan succionando sangre del cuero cabelludo, su saliva es irritante, utilizan el calor de una persona para sobrevivir y se alojan mayormente en la nuca y detrás de las orejas, apuntó.

La doctora advirtió que la transmisión ocurre por contacto de la cabeza, jugando, haciendo deportes y al compartir artículos personales como peines, cepillos y almohadas.

Por tal motivo, López Morales sugirió a los padres de familia revisar frecuentemente la cabeza de sus hijos para descartar la presencia de piojos y liendres, y si ya están contagiados eliminarlos de inmediato para evitar que se sigan propagando, porque puede provocar anemia, baja de peso e incluso dermatitis atópica.

Como método más efectivo, recomendó el uso de productos que se venden en forma de crema, loción o shampoo, que se aplican al momento de bañarse, y después pasarle por el cabello un peine fino.

Cinthia López advirtió que es peligroso utilizar remedios caseros, insecticidas para el hogar, plaguicidas y otros productos para el uso en animales como ganado, ya que podría provocar intoxicaciones y hasta la muerte del infante.

Recomendaciones para evitar el contagio

Lavar, peinar y cepillar diariamente el cabello

Revisar la cabeza de los niños, principalmente detrás de las orejas y en la nuca

Limpiar continuamente peines y cepillos

No intercambiar utensilios como peines, gorros, sombreros, etc.

Usar repelente de piojos (en gel o spray)