Opinion Nacional

“Satoshi Tajiri: Del Autismo a Pokémon”

Dra. Yolanda Pica

1970, Machida, Tokio la familia Tajiri vive en una zona boscosa y admiran la dedicación de Satoshi (5) para coleccionar insectos. En la escuela le apodaron “Dr. Bicho”, solo se relacionaba con sus compañeros para intercambiar los repetidos. Poco interesado en los estudios y con comportamientos excéntricos sus padres lo llevaron a una evaluación médica, fue diagnosticado como portador del Síndrome de Asperger, en la clasificación actual (Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales 5ª. Edición) esta enfermedad está incluida en el grupo de Trastornos del Espectro Autista que presentan tres síntomas: 1) Deficiencias en la reciprocidad socioemocional que pueden incluir problemas del lenguaje, comprensión de gestos y anomalías en el contacto visual, lo que les incapacita para tener amigos de su edad 2) Comportamiento restringido y repetitivo con intereses fijos (en el caso de Satoshi eran los insectos) 3) Las fallas se presentan antes de los tres años y se mantienen a lo largo de toda la vida.

Ocurre en el 1 % de la población general y su presentación clínica es variada: con o sin déficit intelectual, con o sin deterioro del lenguaje, asociado o no a trastornos del comportamiento por lo que el tratamiento se sugiere individualizado de acuerdo a los síntomas y desde que se hace el diagnóstico en la primera infancia pues esto mejora su pronóstico y funcionamiento a lo largo de la vida.

Satoshi era inteligente y su padre lo mandó a estudiar ingeniería a Tokio, aunque él quería ser entomólogo. Abandonó la escuela y al regresar a casa se llevo la mala sorpresa de que ya no había bosques, todo había sido industrializado y cambiado por estacionamientos y centros comerciales.

En su adolescencia desarrolló una fascinación por los videojuegos y empezó a desarmarlos, aprendió el funcionamiento y ganó un concurso auspiciado por Sega.

Cuando unió sus dos intereses surgió la idea genial: Pokémon, un juego en el que los niños pudieran coleccionar insectos y otras criaturas e intercambiarlas como él lo había hecho en su infancia. Se asoció con Shigeru Miyamoto y juntos crearon el juego. Actualmente es un éxito mundial.

Tajiri sigue teniendo un comportamiento poco habitual, prefiere la vida anónima, en una de las pocas entrevistas que ha dado a la revista Time (1999) declaró su comportamiento compulsivo en el ritmo de su vida pues usualmente trabaja durante 24 horas seguidas y descansa 12, para él, esta dedicación obsesiva le permite llegar a ideas mas creativas.

En la actualidad tiene su oficina en un discreto edificio de Setagaya, un barrio de universidades, reservado y difícil de verlo en persona.

Desde 2008 la ONU estableció el 2 de abril como el Día de la Concienciación sobre el Autismo, para ayudar a todos a cambiar las actitudes hacia las personas que lo padecen y reconocer sus derechos como ciudadanos, incluyendo su libre albedrío a tomar decisiones sobre su vida de acuerdo con sus propios deseos y preferencias.

En sus palabras: “Pokémon condensa mi infancia en la experiencia del coleccionismo, es un regalo hermoso para todos nosotros: poder recuperar esa alegría de vivir la vida entera regidos por una única pasión, que lo abarca todo”

La Razón / Opinión de la Dra. Yolanda Pica

Médico Psiquiatra y Psicoterapeuta

Email: ypr2004_5@hotmail.com

Twitter: @YolandaPica