Nacional

Quienes digan que México vive una crisis es porque "está en su mente", dice el presidente

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró este martes que la crisis económica en el país sólo existe “en la mente” de sus gobernados.

“Quienes les digan que vivimos en un país que está en crisis, crisis es seguramente lo que pueden tener en sus mentes, porque no es lo que está pasando”, afirmó Peña Nieto durante un encuentro con militares y sus familias.

“Hoy tenemos empleo. Cuando hay crisis, no hay empleo”, continuó el mandatario, quien presumió que en lo que va de su sexenio se han creado 2.6 millones de trabajos. Según Peña Nieto, eso explica por qué tantos migrantes están regresando a México desde Estados Unidos.

Sin embargo, muchos empleos no significan necesariamente que la calidad de vida en el país esté mejorando.

En febrero de este año, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, confirmó que el desempleo bajó, pero también señaló que subieron los salarios precarios: casi la mitad de la población que trabaja lo hace por menos de 5.000 pesos mensuales (unos 260 dólares).

“Desde luego que son noticias alentadoras. Sin embargo, la situación del empleo sigue siendo complicada mientras que el crecimiento de los salarios sigue siendo deficiente”, también concluyó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su informe Perspectivas para el Empleo 2016.

Los salarios bajos no han frenado el aumento de la pobreza durante el actual gobierno mexicano: según la última medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), del 2012 a 2014, el número de mexicanos en pobreza aumentó dos millones.

Esto está presente en las mediciones internacionales: México es el segundo país de América Latina donde más crece la pobreza, sólo debajo de Venezuela, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en el estudio Panorama Social de América Latina 2015.

VICE News conversó con el doctor Óscar Ugarteche Galarza, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, quien dio parcialmente la razón al presidente Peña Nieto: la tasa de desempleo es baja —3.7 por ciento—, pero sus dichos no ofrecen una aproximación a la realidad.

Según Ugarteche, el mandatario sólo está contabilizando a las personas que fueron contratadas y despedidas; sin embargo, no está considerando a todas aquellas personas que ni siquiera tuvieron la oportunidad de ingresar al mercado laboral.

“Técnicamente no hay una crisis”, dice el investigador. “Sin embargo, los niveles de crecimiento son muy bajos y es que durante el año 2016 apenas creció en un 2.3 por ciento la economía”.

“El país está ‘achicopalado’. Esa es la palabra exacta. Está golpeado y hay un problema de empleo”, explicó Ugarteche, quien consideró que las declaraciones de Enrique Peña Nieto están fuera de la realidad. Las personas que en las callen hacen malabares para llevar dinero a casa son un reflejo de la falta de empleo.

La situación económica en México podría ser peor este año: aunque el gobierno mexicano estima que la economía crecerá 2.3 por ciento, la realidad es que el problema de comercio con Estados Unidos traerá repercusiones.

El 80 por ciento las exportaciones está dirigida a EE.UU. y la nueva administración de Donald Trump ha empezado a poner obstáculos, lo que traerá como consecuencia que la economía crezca apenas un 1.7 por ciento aproximadamente. Una cifra muy debajo del 7 por ciento que Peña Nieto prometió en su campaña presidencial.

“Cuando vamos al súper mercado y pagamos la cuenta, decimos ‘¡cómo ha subido todo!’. Cuando vemos gente vendiendo en las esquinas, eso no es una fantasía”, concluyó el experto. “Eso es una realidad”.

VICE México