Estado

Corrigen estrabismo a cerca de 2 mil pacientes, en el Hospital del Niño

Los tratamientos para este defecto congénito de la visión son gratuitos en este nosocomio, señala el especialista José de Jesús Larios

Villahermosa, Tabasco.- La implementación de la toxina botulínica en el Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño Dr. Rodolfo Nieto Padrón, como tratamiento alternativo para corregir el estrabismo, ha beneficiado exitosamente a cerca de 2 mil niñas y niños que presentaban este problema de visión.

Al respecto, el cirujano oftalmólogo pediatra José de Jesús Larios Muñoz, explicó que el estrabismo es la desviación del alineamiento de un ojo en relación al otro, impidiendo la fijación bifocal, lo cual puede ser congénito o adquirido, y regularmente se detecta en el primer año de vida del infante.

Señaló que hace 40 años se empezó a implementar en México este tratamiento, pero fue hasta el 2009 que se empezó a utilizar en el Hospital del Niño; asimismo, aclaró que no todos los pacientes son candidatos a dicha toxina botulínica, ya que al ser evaluados el 20 por ciento se tiene que resolver por medio de cirugía.

En el medio privado una cirugía de corrección de estrabismo llega a tener un costo de 30 a 35 mil pesos, pero en el Hospital del Niño está es cubierta por el Fondo de Gastos Catastróficos del Seguro Popular; en el caso del tratamiento por toxina botulínica, el costo en el sector privado es cercano a 17 mil pesos, mientras que aquí el costo lo absorbe la institución, añadió Larios Muñoz.

Puntualizó que el tratamiento es muy rápido, de unos 15 minutos, y el infante se va a su casa enseguida; mencionó además que este padecimiento representa 40 por ciento de las patologías oftalmológicas que atienden, por lo que esta técnica es muy beneficiosa

para niñas y niños no sólo de Tabasco, sino también de Chiapas, Campeche y Veracruz, que también se atienden en el nosocomio.

Quienes padecen este problema, se ven afectados en sus actividades cotidianas, ya que no pueden leer bien, se caen, cansan, ven doble y tienen mal rendimiento escolar, aparte del daño psicológico, ya que son objeto de burlas y bullying en la escuela o la localidad donde viven, abundó el especialista.

Lo que nosotros hacemos es darles una opción más para que se incorporen a la escuela, tengan un buen rendimiento académico y deportivo, lo cual con su patología no pueden lograr, subrayó José de Jesús Larios.

Indicó que si algún padre de familia detecta este problema en su vástago, debe llevarlo de inmediato al Hospital del Niño para que sea valorado, para determinar si es o no candidato a este exitoso tratamiento.