MundoPortada

Más fácil, una tercera guerra que un cambio radical en TLC: Krugman

Juan Carlos Miranda
Enviado
Periódico La Jornada
Sábado 25 de marzo de 2017, p. 22
Toluca, Méx.

Es mucho más fácil que estalle la tercera guerra mundial el próximo año a que haya cambios radicales en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), puesto que sería extremadamente perturbador para México y Estados Unidos desbaratar la integración de las cadenas productivas, consideró el premio Nobel de Economía Paul Krugman.

Si (el gobierno estadunidense) quisiera decir: vamos a desmenuzar el TLCAN, entonces muchas comunidades de Estados Unidos, que se construyen alrededor de los patrones del TLCAN, realmente se encontrarían en grandes problemas, dijo durante su participación en la Convención Nacional 2017 de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

Es muchísimo más fácil imaginar una confrontación militar con Corea del Norte o un estallido en el mar asiático a ver todo un cambio en el TLCAN en el siguiente año, señaló.

El académico de la Universidad Princeton ejemplificó que en la industria automotriz existen plantas de ensamblaje o ingeniería en México que toman componentes de Canadá, Estados Unidos y viceversa.

Podemos tener un automóvil que al final se hizo en Estados Unidos pero el sistema eléctrico o el motor se hicieron en México, refirió y consideró que si el gobierno estadunidense pretende detener la llegada de bienes va a afectar su propia producción.

Sin embargo, advirtió que México debe ser muy cuidadoso en la negociación, pues siempre hay un espacio para el comportamiento unilateral y radical en el gobierno estadunidense, además de que para la administración Trump sería vergonzoso incumplir sus promesas de campaña, por lo cual sería factible que hubiera cambios en aspectos que realmente no tendrían ninguna importancia económica.

Va a ser muy vergonzoso si no hay cambio en esta política comercial y nos da miedo la vergüenza, ya que vemos que es la motivación más importante para esta administración. Al ver esto, de que nosotros vamos a renegociar el TLCAN, (el mensaje sería) vean que persona tan ruda soy, comentó.

El también columnista del New York Times consideró que las únicas áreas donde podría haber cambios al tratado sería en aspectos relacionados con las relaciones laborales y el cuidado del medio ambiente.

Sin embargo, ante una pregunta de uno de los empresarios industriales sobre cómo deberían actuar ante el actual escenario estadunidense recomendó ser prudentes en materia de inversiones y esperar hasta que haya más claridad en las políticas que aplicará el gobierno de Donald Trump, principalmente en materia fiscal.

Al respecto consideró que el gobierno estadunidense sí podría hacer ajustes, pues si bien el principal problema en su comercio no es México, sí ha habido un choque comercial provocado por las exportaciones chinas.

Krugman indicó que aunque México ha aplicado reformas importantes, su economía no ha crecido al ritmo que merece, quizá debido a problemas más profundos, como la educación, la desigualdad o la inseguridad. A futuro dijo que el país debe buscar diversificar su comercio para no depender tanto de la economía estadunidense, pero consideró que no se ha hecho la tarea necesaria mediante el envío de misiones comerciales a otras naciones con el objetivo de desarrollar nuevos mercados.

Pide Salinas Pliego que gobierno no estorbe negocios

El sector empresarial no necesita proteccionismo del gobierno sino que se le dé libertad de acción, que no se le estorbe en los negocios, dijo el presidente de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego. 

Ante industriales participantes en la convención anual de la Canacintra, el empresario aseguró que entre menos participación tenga el gobierno en actividades del sector productivo habrá menos corrupción.

Ya no se necesitan apoyos; solamente que no estorben, comentó. También señaló su desacuerdo en que el sector empresarial solicite políticas proteccionistas, por ejemplo a través de medidas arancelarias, y señaló que a quien se debe proteger es a los consumidores. Agregó que la apertura comercial es la forma más civilizada para comprar y vender entre los países.