Nacional

Maduro alerta a Peña Nieto sobre acciones de OEA contra Caracas

Los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de Venezuela, Nicolás Maduro, dialogaron el viernes sobre las acciones que ha desplegado la Organización de Estados Americanos (OEA) en torno al país sudamericano.

La embajada de Venezuela en territorio mexicano dio a conocer que Maduro alertó a Peña Nieto sobre la “flagrante violación a las normas de la OEA y del Derecho Internacional consumada con la convocatoria para la realización de un Consejo Permanente sobre Venezuela sin contar con el consentimiento requerido de Caracas”.

De igual forma, calificó como ilícita y desequilibrada la actuación del secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien ha extralimitado sus funciones mediante gestiones parcializadas, “que atentan contra la independencia y soberanía de Venezuela en apoyo franco a los factores antidemocráticos y extremistas en nuestro país”.

Según la información difundida por las autoridades venezolanas en un comunicado, el presidente Peña Nieto manifestó su aprecio por Venezuela y su pueblo.

Destacó que cualquier actuación debe darse sin interferir en los asuntos internos del país sudamericano, privilegiando el papel de los Estados miembros de la OEA conforme a los procedimientos de la organización regional.

También expresó su respaldo al diálogo en curso en Venezuela como mecanismo para dirimir las diferencias políticas en el marco de la normalidad democrática.

Ambos mandatarios confiaron a sus cancillerías trabajar conjuntamente en aras de privilegiar el diálogo en el seno de la OEA conforme al estricto respeto a la autodeterminación y soberanía de las naciones.

Maduro igualmente conversó con el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, a quien le expreso sus preocupaciones y alertas.

El jefe del ejecutivo panameño ratificó a su par venezolano su absoluto respaldo y apoyo al proceso de diálogo promovido en Venezuela con el acompañamiento de expresidentes y el Papa Francisco, así como el compromiso de su país por salvaguardar los mecanismos apegados a la legalidad en el seno de la OEA.

Las conversaciones telefónicas se registraron en medio de la polémica por la propuesta de Almagro de suspender a Venezuela del organismo multilateral y luego que un grupo de 4 países, entre ellos México, llamó a Caracas a resolver el problema de los presos políticos y establecer un calendario electoral.