El Observador

EFECTOS DE LA TECNOLOGIA

Hace tan solo unos veinte años, aun se disfrutaban de reuniones fructíferas únicamente con la charla de los condiscípulos reunidos, tal vez viendo un buen partido de futbol o algún programa de tv o simple y sencillamente solo una buena charla de algún tema, si, esos eran buenos tiempos, tiempo de calidad.

La frase de Albert Einstein,Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad; el mundo solo tendrá una generación de idiotas” reflejó en su momento la gran preocupación de este genio al ver la tendencia de los seres humanos con respecto a los excesos en el uso de la tecnología. Respecto a ello verdaderamente somos testigos de cómo la tecnología, aunque indispensable para el avance de la humanidad hacia la cúspide en términos de información y conocimiento, el efecto secundario en la creación de una generación floja, con tendencias hacia la imbecilidad debido a la exagerada codependencia a los aparatos electrónicos.

Según los expertos, vitaminarse en exceso causa dependiendo el metabolismo de cada persona genera daños en la salud, de igual manera en cualquier consumo o uso, el exceso nunca será algo bueno en ningún sentido. En este contexto, lo mismo sucede con la dependencia de los aparatos electrónicos en exceso.

Por ello desde áreas de medicina se ha empezado a advertir sobre los riesgos e impacto del mal uso de estos, desde la Organización Mundial de la Salud se advierte que para el año 2025 la dependencia a dispositivos móviles será de un 95% convirtiéndolo en una adicción constante, también afirma que estar permanentemente al lado de estos dispositivos podría aumentar el riesgo de tumor cerebral, se asocia tal efecto a el contacto directo con las ondas electromagnéticas, indicando por los investigadores causas potenciales a nivel del sistema nervioso, sistema cardiovascular, sistema muscular y físico, dificultades en el aparato reproductor, trayendo como principales síntomas: insomnio, dificultades para concentrarse, dolor de cabeza y ansiedad.

Las dificultades físicas también hacen presencia al momento del abuso a estos dispositivos ya que malas posturas del cuerpo pueden generar contraindicaciones en la salud física y motora.

A medida que se incrementan las horas de uso de un dispositivo, se produce un deterioro en la parte muscular tanto de espalda como brazos. No solo se producen dolencias físicas por malas posturas sino también hace presencia la obesidad, por ausencia de ejercicio ya que el tiempo está totalmente abarcado por el uso de estos aparatos, también aumenta la ansiedad llevando a incrementar el consumo de cigarrillo y bebidas alcohólicas.

No solo son los problemas físicos los que aquejan tal situación, también los problemas sociales, psicológicos que se presentan son los más constantes dentro de una red de consumistas empedernidos, en gran parte los que utilizan este medio como recurso comunicativo no lo hacen en pro de generar nuevas maneras de aprendizaje ni conocimiento, ni por informarse, muchos quieren dar cuenta de su vida personal y querer saber la de otros, es ahí donde se crea un nuevo concepto

de ciudadano donde dicen ser alguien pero en realidad es otra su forma de ser, o su apariencia. La red es de los únicos lugares donde se puede creer que es feliz o que su vida es perfecta.

La dependencia a estos aparatos o medios electrónicos también produce la aparición de cansancio, aumento del nivel de estrés, disminución en la capacidad de trabajo, irritabilidad, dificultad para concentrarse entonces el aprendizaje y las actividades realizadas a su alrededor serán recordadas por poco tiempo y la falta de sueño son solo algunas de las consecuencias patológicas del mal uso.

Comúnmente se utilizan para la globalización de consumo y cultura comunicativa, pero se llega a un punto en donde no se posee un control suficiente para estar así sea un día despegado del celular o del reproductor musical, las labores no serán bien realizadas si primero no se consulta en internet y se hacen por medio de un computador. Entonces surge la pregunta: ¿Qué es lo que verdaderamente estamos viviendo como personas?, cuando en redes sociales, en cadenas de información se difunde y divulga la vida privada o cualquier banalidad dicha y hecha.

Cabe recalcar que para muchos se nos convierte en una necesidad inherente, ya sea por trabajo, estudio o un simple capricho, aunque sean inciertas las posibilidades de consecuencias negativas por el uso inadecuado e incontrolado a estos dispositivos, lo cierto es que las hay, como un enemigo silencioso, cuando se presentan simplemente ya es demasiado tarde o el problema se hace visible y permanente, ante la adversidad por ser escuchadas dichas advertencias se hace necesario empezar a reducir su uso, no solo por la integridad física sino por los problemas psicológicos que puede generar en cada uno de nosotros el uso desmesurado de los aparatos electrónicos, principalmente el teléfono móvil.

Me despediré con esta semblanza de Bertolt Brecht: No aceptes lo habitual como cosa natural, porque en tiempos de desorden, de confusión organizada, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer natural, nada debe parecer imposible de cambiar. Visita mi blog thewatcherr@blogspot.com o sírvete a mandarme un mail a colbertjuancarlos@gmail.com y dale like a El Observador Sibarita en Facebook.