Economía

Pymes, en el centro de renegociación del TLCAN: Guajardo

Toluca, Méx. La apertura comercial que se impuso a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) dejó a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) mexicanas en condiciones desfavorables de competencia frente a las empresas de otros países, reconoció el secretario de Economía Ildefonso Guajardo.

“Cuando concretamos hace más de 22 años el proceso de apertura, sin duda dejamos que enfrentaran un mundo difícil porque, al integrarnos globalmente, hace más de 22 años, dejamos una agenda pendiente de competitividad”, señaló durante su intervención en la Convención Nacional de Delegaciones, Sectores y Ramas Industriales 2017 de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Guajardo agregó que la apertura comercial emprendida por el gobierno mexicano obligó a las Pymes a entrar a una competencia cuando tenían que pagar el doble por los precios de electricidad, “cuando a veces ni siquiera tenían suficiencia de gas por la falta de infraestructura de gasoductos” en México.

Ante el titular del Ejecutivo Enrique Peña Nieto, el funcionario federal también destacó que las empresas de menor tamaño se vieron obligadas a competir con tasas diferenciales de interés con respecto a créditos internacionales, en un mundo donde insumos estratégicos como las comunicaciones estaban altamente concentrados.

“No sólo eso, señor presidente. En el 2008, a través de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), a esta cámara, se le obligó a una desgravación unilateral de aranceles en competencia con el mundo, bajo la promesa de que iba a mejorar del costo de competitividad-país. Y eso no paso y la cortina arancelaria bajó”, puntualizó.

Sin embargo, aseguró que la agenda de la competitividad comenzó a cumplirse hasta la actual administración.

Guajardo recordó que durante la Convención de industriales de la Canacintra en 2013, se anunció el proyecto de la creación del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), un instituto, dijo, centrado para poder desarrollar las mejores prácticas en el medio de las pequeñas y medianas empresas y de concentrar la atención en cómo hacerlas crecer.

El secretario de Economía destacó la importancia de las Pymes para el país, pues representan el 70 por ciento de la generación del empleo y son más del 95 por ciento de los establecimientos de México, por lo que en la renegociación del TLCAN dichas empresas deben estar en el centro de la negociación “para que en esta ocasión el contenido nacional, a través de reglas de origen, sea una exigencia mayor para que el valor agregado mexicano se reimpacte, no sólo en la producción nacional, sino en las exportaciones de México”.

Guajardo ofrece chorizo a Donald Trump

Previo al discurso de Guajardo, el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila (en su calidad de anfitrión por que el evento se desarrolla en Toluca) dio un mensaje de bienvenida a los asistentes a la Convención de la Canacintra y casi al final del mismo contó que durante su visita a México hace tres o cuatro años, el entonces presidente Obama se fue triste por no haber podido probar “el legendario chorizo de Toluca”, por lo que invitó a los presentes a no dejar de probarlo.

Luego de Ávila, tomó la palabra el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Mikel Arriola Peñaloza, y al término de este continuó Guajardo, quien comenzó su discurso refiriéndose al gobernador del estado de México: “No pierdan las esperanzas, que el presidente Obama no probó el chorizo de Toluca, pero se lo podemos ofrecer al presidente Trump”, comentó.

La Jornada