En mi vida, andando por distintos Estados de la República consecuencia de vacaciones, excursiones, viajes de estudiantes o prácticas profesionales, he concluido que dos de los pueblos más feos del País si no en definitiva los peores, los tenemos en nuestra Entidad, el primero es Jonuta, sin duda, que hace años acudí, porque mis padres tenían que cumplir con un compromiso, una fiesta, (nunca regresé y espero no tener necesidad de regresar) y el otro municipio, si usted no es de ahí seguro ya lo pensó; efectivamente es Huimanguillo. Hasta eso, no tanto como para el Record Guiness pero si dicen: “quítate que ahí te voy”.

Me causa sorpresa que el sábado ante pasado, el presidente de centro Gerardo Gaudiano Rovirosa ha firmado convenio de colaboración, quiero pensar que en uso de las facultades que le confiere la Ley, con el alcalde de Huimanguillo. Ese fue el más reciente, porque en días pasados ya había firmado con el Alcalde del no menos desangelado y antiestético Jonuta.

Creo que nuestro presidente el Sr. Gerardo Gaudiano Rovirosa se ha tomado muy en serio los comentarios de que era el Donald Trump Tabasqueño, en primera desde que se rumoró que había sido parido en los Estados Unidos, después por aquello del muro en paseo Tabasco y ya organizó su mini tratado trilateral de libre comercio entre los pueblos hermanos que son Huimanguillo y Jonuta. ¡Ah burro! Lo escribo y hasta yo me apantallo, ¡Que brillante!

En primera hay que reconocer su capacidad de negociación y ya que el señor Gerardo Gaudiano Rovirosa logró que el Sr. Alcalde de Huimanguillo se quitara el sombrero. Por ahí dicen que no se lo quita pero ni en la playa estando en traje de baño. Quizá previendo que en un accidente los excompañeros de la Ibero del Sr. Gerardo Gaudiano Rovirosa vieran fotos estando en una reunión de sábado por la tarde con un sombrerudo, ¿Que van a decir?

Ahora, le he estado dando vueltas al asunto y perdón por mi ignorancia, pero no entiendo de qué se trata ese convenio de colaboración, por qué el bendito convenio no lo he encontrado en ninguna publicación. Ahora que el señor Gerardo Gaudiano Rovirosa pretende activar a los plataneros, ¿Van a intercambiar plátano por piña de Huimanguillo? ¿Van a recomendarse la marca de luminarias para el alumbrado público o las porciones de cloro para el agua?, o ¿Intercambiarán formulas de la sustancia activa del chapopote que utilizarán para el bacheo? Comenta que harán intercambios culturales, más bien será un intercambio de incultura, porque es lo que más abunda. O quizá le proporcionará el Turibus para paseos dominicales. Ahí hay una ventaja, que el consumo de combustible será mínimo, porque en esos pueblos en cinco cuadras a la redonda están el parque central, zona comercial, periferia y zonas conurbadas.

Tal vez para fortalecer las relaciones diplomáticas con los pueblos intercambiarán monumentos. ¿Cómo se vería que el municipio de Huimanguillo regale al de centro la escultura de la piña y el

señor Gerardo Gaudiano Rovirosa pague la atención con una mini chichona en el parque central? Imagínesela con una placa en el pedestal que diga: “En honor a la amijta de loj doj puebloj”.

Señores: Por lo menos organicen un curso, pláticas o campaña promocional en donde le enseñen a la perrada que es basura orgánica, cual es la inorgánica y que se hace con cada una de ellas.

Ahora me entero que fue el señor Gerardo Gaudiano Rovirosa fue a pedir audiencia con el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, que disque para solicitar apoyo para la seguridad de la ciudad y quien sabe que otros inventos.

No creo que el señor Gerardo Gaudiano Rovirosa lea estas líneas pero por favor si alguien lo ve, coméntenle que en la ciudad de Nueva York cuando inició su gestión el señor Rudolph Giuliani, y aclaro que el la recibió como la ciudad más peligrosa del mundo; Pues la base de su programa que denominó “Tolerancia cero” iniciaba con la buena iluminación de las calles, y además con el orden y limpieza de la ciudad, cosa que debe ser prioritario en cualquier administración municipal y que no se sabe si el señor Gerardo Gaudiano Rovirosa lo esté atendiendo. Ya no nos queme a los Tabasqueños ante la Federación, si de por sí, ya nos tienen como pedinches y llorones.

En verdad que pena que los funcionarios nos quieran tratar como jumentos y lo peor que abunda la gente que lo acepta. Y ya me voy que ya estoy brava, nos leemos no sé qué día, al fin ya tengo mi holograma cero.