La inseguridad en tabasco ha sido una noticia constante, ya que se ha visto su aumento en los últimos meses. Nuestras familias peligran cuando salen a las calles a efectuar sus actividades diarias y parece no haber manera de poner un freno a esto de manera asequible y eficaz. Por ello, iniciativas como el Proyecto de Infraestructura Urbana en Guatemala con el Banco Mundial buscan incrementar el acceso a la infraestructura y los servicios urbanos básicos y a reducir los factores de riesgo del delito y la violencia en los municipios que conforman la Gran Mancomunidad del Sur. Este proyecto incluye también la prevención comunitaria de la violencia de género y entre parejas, si en Guatemala y varios países de américa ha funcionado , porque en Tabasco no seria así?.

Armados del mismo espíritu, y dado que el problema de crimen y violencia no es privativo del mundo en desarrollo, proyectos como el programa de visitas domiciliarias a madres en riesgo, que es una iniciativa en varias ciudades estadounidense, ha logrado una caída del 82% en los arrestos en las madres de bajo ingreso económico  y  del 72% en jóvenes entre 13-16 años.

Otros ejemplos exitosos son los programas deportivos para mejorar las habilidades socio-cognitivas de  jóvenes en riesgo en Chicago, que lograron reducir en sólo un año la tasa de criminalidad violenta de estos jóvenes en 40%, además de mejorar su rendimiento educativo. Así como los programas de reducción de acceso a las armas de fuego y el consumo del alcohol que en Colombia han contribuido a disminuir los homicidios hasta en un 30%.

La violencia juvenil  responde a varios  factores de riesgo, incluido el consumo de alcohol o drogas, la violencia intrafamiliar, falta de supervisión, malas influencias, y  fácil acceso a armas de fuego.

Como lo han demostrado varios estudios, la inseguridad ciudadana es un fenómeno  complejo, multidimensional, que no admite una respuesta única. Pero la reducción del crimen y la violencia asociada a éste continúan demandando del éxito de una agenda de desarrollo que genere oportunidades de progreso para más ciudadanos. Tabasco tiene todo para echar ha andar los programas que describimos y que son ejemplo de que cuando hay voluntad se puede lograr mucho, pero que otras soluciones más sencillas se pueden echar a andar en Villahermosa?

En términos de soluciones para combatir la inseguridad, la primera solución que salta a la vista son los famosos consejos de seguridad para tratar el fenómeno. Terminan todos por el mismo camino: reforzar el pie de fuerza y recursos para adquirir tecnología de punta, para combatir al hampa, en toda su expresión. Terminadas las fiestas del rey momo, las aguas vuelven a sus cauces a como diría este viejo refrán.

Si queremos erradicar de raíz la delincuencia, tenemos que comenzar por lo primero. Y lo primero es dónde nace esta, los diferentes estudios sociales arrojan que la delincuencia nace en los sectores donde la miseria y la pobreza duermen las 24 horas del día son seres humanos que no tienen las oportunidades de desarrollarse como personas de bien.

La propuesta va encaminada a que se ubiquen a los policías en las esquinas de las manzanas de los barrios, como experimento de que las fuerzas del orden tienen presencia policial en los diferentes sectores de la ciudad, sobre todo en aquellos sectores donde la violencia se ha recrudecido. Cada cinco horas dicho agentes  deben ser relevados del cargo, ese proceso debe ser monitoreado y apoyado por las fuerzas motorizadas y las patrullas de seguridad pública o esa es la idea.

Como de lo que se trata es de infundir respeto y seguridad a la ciudadanía, el uniforme de la policía produce ese efecto, y el delincuente cuando nota la presencia de un agente del orden termina esfumándose. Los policías deberían portar sus armas como alerta en sus fundas visibles y sobre todo, lo que tanta falta hace en los cuerpos policiales  un excelente entrenamiento físico–atlético.

No es la solución, , pero es un mecanismo que ayudaría a aliviar la asfixiante situación de orden público que vive la ciudad, sobre todo en esta época de crisis económica donde la delincuencia está a la alza, donde los amigos de lo ajeno andan deambulando como la mala hora, esperando que le den papaya, y papaya dada, papaya partida.

Lo anterior es un ejemplo de que las autoridades no solo no tienen la visión de un Tabasco seguro, los hechos muestran que carecen de capacidad para echar a andar programas de prevención como los que se realizan en países con menos oportunidades de crecimiento económico. Visita mi blogthewatcherr@blogspot.com o sírvete a mandarme un mail a colbertjuancarlos@gmail.com. dale like a El Observador Sibarita en Facebook.