Sin categoría

MANCERA: ¿El sepulturero del PRD?