Entretenimiento

Un Papa nada santo

Xulio Guillén / Enviado
Los Ángeles, Estados Unidos (12 marzo 2017).- Encabeza el Vaticano y representa a Dios en función de su ego, sin consideración de sus feligreses.

The Young Pope, protagonizada por Jude Law, explora el catolicismo extremo a través del ficticio primer pontífice estadounidense, el Papa Pío XIII, cuyo poder asume con tiranía.

“El proceso fue catártico, pues yo no crecí en una enseñanza religiosa específica, aunque siempre creí en el poder de la fe y la relación personal que tienes con eso. Esto me alentó a investigar más al respecto y a interesarme por un personaje como Pío”, dijo Jude Law, quien encarna al ególatra pontífice Lenny Belardo.

“Él intenta conectarse con Dios, pero como la línea está ocupada y se queda sin guía, decide responder todas sus dudas a su manera”.

Sin embargo, este pontífice, quien es astuto, irónico, soberbio y despiadado, no es retrato de nadie real ni pretende ser un discurso que atente contra algún dogma, asegura Law.

Sin embargo, ciertos rasgos de este Papa fueron tomados de situaciones y costumbres que han tenido algunos religiosos de la vida real.

“Fumar, cierto caminar y otros rasgos tomados de la vida real -como el hábito del cigarro de Benedicto XVI- fueron un gran detalle que enriquecieron los momentos claves de este personaje”, acotó Law.

“Al final, subestimé la brutalidad de Lenny. Como actor tienes que ser el mejor amigo de tu personaje y conforme más lo conocía, más me sorprendía; muchas veces el malo no sabe que es malo, pero en este caso él disfruta cada acto de maldad”.

En el cruce de la religión y la política, este drama envuelve al espectador, bajo la visión de Paolo Sorrentino (también director de La Gran Belleza) y presenta un panorama sombrío de lo que sucedería si un individuo, el más joven de la historia en este puesto de la Iglesia Católica, asume el poder cegado por la vanidad.

“Paolo demostró que puede tomar grandes retos, temas épicos, y transformarlos en historias humanas.

“Me sorprendió su visión, pues yo esperaba algo más centrado en el catolicismo”, señaló Jude.

Incluso se involucró tanto que disfrutó apropiarse del tono malvado que le requería el personaje.

“El contexto te mal acostumbra. Estar sentado en un trono con muchos hombres adulándote por varios días te pone en el ánimo de la petulancia.

“Ha sido un papel que he disfrutado como nunca y, además, fue un buen pretexto para portarme mal”.

En la historia, Law comparte créditos con Javier Cámara, Ludivine Sagnier, Toni Bertorelli, James Cromwell y Diane Keaton.

The Young Pope, conformada por 10 episodios de una hora, se estrena este domingo en México a las 21:30 horas, por FOX Premium. La serie ya tiene confirmada una segunda temporada para 2018.
Producción titánica

La realización de The Young Pope no fue una tarea fácil para la diseñadora de producción Ludovica Ferrairo. Rodolfo G. Zubieta

El equipo de la serie tuvo que recrear Roma en los estudios Cinecittá y otras locaciones, pues el Vaticano prohibió filmar en sus calles.

“Al final convertimos ese obstáculo en una oportunidad, pues nos forzó a reinventar lugares que son muy conocidos, pero que aún son misteriosos. El proceso para encontrar locaciones adecuadas duró meses, pero al final hizo que pudiéramos transformarlos en nuestro propio Vaticano”, explica la diseñadora.

Los retos más difíciles fueron recrear la fachada de la Basílica de San Pedro y el interior de la Capilla Sixtina, recordó Ferrairo.

“Nunca nos dieron permiso de tomar medidas de la capilla original, lo cual dificultó el trabajo de los ingenieros y los pintores. Sin embargo, al final, logramos hacer una réplica de tamaño real en tres meses. Paolo Sorrentino (director) fue muy estricto en cuanto a los detalles”, explicó.

Reforma