Nacional

Hombres viven 5 años menos que mujeres por falta de prevención

* Indica Mikel Arriola que 80% del presupuesto del IMSS se dedica a la atención de pacientes en etapa avanzada de los males
* Destina el instituto 85 mil millones a tratar 4 padecimientos

La falta de costumbre de la mayoría de los hombres de acudir a consultas preventivas propicia que muchos contraigan enfermedades que podrían ser fáciles de evitar, al mismo tiempo genera un alza en los costos de tratamiento para las instituciones de salud, afirmó el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola.

Al participar en el cierre de la campaña Soy hombre y me cuido –organizada por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Issste)– el funcionario destacó que la falta de cultura de prevención es uno de los elementos determinantes para que el promedio de vida de los hombres en México sea casi cinco años menor que el de las mujeres.

Una consecuencia es que 66 por ciento de los fallecimientos por cáncer en varones de 20 años o más son por tumores malignos en el colon, los pulmones y la próstata. Del presupuesto del IMSS, 80 por ciento se dedica a la atención de pacientes que ya se encuentran en etapa avanzada de su enfermedad, mientras sólo 20 por ciento se destina a prevención y detección oportuna.

Tan sólo en 2015, añadió Arriola, el instituto dedicó casi mil millones de pesos al tratamiento de cáncer de próstata, cifra que se ubica únicamente por debajo de los gastos que implica el cáncer de mama.

Ante dicho escenario, el IMSS aumentó de 20 a 32 millones de pruebas de detección de cáncer de mama de 2014 a 2016, lo que ayudó a reducir la mortalidad en 20 por ciento.

En el caso de cáncer de próstata, la detección aumentó 28 por ciento entre 2013 y 2015, lo que se tradujo en una baja de 9 por ciento en la mortalidad.

Una prueba de antígeno prostático puede costarnos 10 pesos y una cama de hospital en (atención de) tercer nivel, 14 mil. De ese tamaño son los ahorros. Hoy tenemos un gasto de 85 mil millones de pesos en cuatro enfermedades y para 2050 serían más o menos 350 mil millones si no damos un viraje a lo preventivo, enfatizó.

Por su parte, el director general del Issste, José Reyes Baeza, coincidió en señalar que las estadísticas son contundentes al mostrar que los hombres viven menos tiempo que las mujeres, entre otras razones debido a que acuden mucho menos que ellas a las consultas de prevención. Llamó a dejar de lado el prejuicio de que sólo hay que ir al médico cuando nos sentimos mal.

El funcionario subrayó que, según cálculos de organismos nacionales e internacionales, por cada peso invertido en medicina preventiva se ahorran cuatro en la fase curativa. Por tal razón, como parte de la campaña Febrero, mes de la salud del hombre, el Issste realizó 471 mil acciones de salud preventiva.

De ese total, 33 mil 50 acciones correspondieron a pruebas de antígeno prostático y 33 mil 972 a cuestionarios de evaluación de síntomas prostáticos. De igual forma, se hicieron 108 mil 107 mediciones de índice de masa corporal, 166 mil 277 de hipertensión arterial y 122 mil 256 pruebas capilares de glucosa para detección oportuna de diabetes.

La Jornada / Fernando Camacho Servín