MundoPortada

Ordena EU a migra: todo ilegal a México

John Kelly ordenó a sus agencias fronterizas devolver a los migrantes no-mexicanos a México. 

Washington DC, Estados Unidos (22 febrero 2017).- El Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos ordenó ayer deportar y retener en México a migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza aunque no sean mexicanos.

 

A través de un memorando, el Secretario de Seguridad Interna John Kelly ordenó a sus agencias fronterizas, Aduanas y Protección Migratoria (CBP) y Aduanas y Control Migratorio (ICE), devolver a los migrantes no mexicanos al País en lugar de retenerlos en EU.

“El personal de CBP e ICE deberán, en tanto sea razonablemente práctico, devolver a los extranjeros (…) que estén en procesos de remoción (…) al territorio de los países contiguos de donde hayan llegado”, instruye el memorando de 13 páginas firmado por Kelly y oficializado ayer.

Tan sólo en el año fiscal 2016, la Patrulla Fronteriza detuvo a más de 218 mil migrantes no mexicanos en la frontera con México -incluyendo brasileños, salvadoreños y nigerianos-, un número superior a los más de 190 mil mexicanos detenidos en ese mismo lapso.

Hoy, el Secretario Kelly llega a la Ciudad de México a una visita oficial junto con el Secretario de Estado Rex Tillerson. Por la noche tienen agendada una cena con los titulares de Relaciones Exteriores, Defensa y Marina.

El tema de la seguridad fronteriza será central en las reuniones con el Presidente Enrique Peña y con miembros de su Gabinete.

Expertos en seguridad fronteriza aseguraron que la implementación de las medidas ordenadas por Kelly requieren necesariamente un acuerdo con México.

“Yo esperaría que el Gobierno de México dijera: ‘Si tú haces esto, hay un acuerdo económico al que deberíamos llegar para que tú puedas devolverlos, porque sería una carga económica para México de hacerlo”, indicó a REFORMA Víctor Manjarrez, ex jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson.

En el memorando, Kelly ordena proveer equipos de teleconferencias para potenciales centros de detención en territorio mexicano -o canadiense- desde donde EU procesaría los casos de los migrantes no mexicanos. 

Reforma / José Díaz Briseño