Entretenimiento

Juanes: “Juan Gabriel es nuestro Elvis Presley”

Una decena de artistas rinden este sábado un masivo homenaje al artista mexicano. Juanes, Fernando de la Mora, Emmanuel y Aída Cuevas, hablan de sus recuerdos íntimos con él

Lo que más me impactó en toda mi vida de don Alberto fue lo que hizo en unos Grammy Latinos. Cuando vas a esos eventos, cada segundo vale plata y ni un minuto puedes pasarte de ahí. A él le importó un carajo y se quedó como 15 minutos más en el show. Y eso fue para mí una demostración de un tipo rock and roll, de una persona libre. Ese día pensé: Juan Gabriel es nuestro Elvis Presley. Y eso que Elvis no componía.

A Juanes se le escapa hablar en presente de “don Alberto”, aunque todos sus recuerdos estén en pasado. A veces se acuerda de que ya no está y rectifica conjugando correctamente el verbo. Sólo se refiere a Juan Gabriel cuando habla del personaje y del homenaje que este sábado le tiene preparado junto a más de una decena de artistas en un masivo escenario a las afueras de la capital mexicana. David Bisbal, Natalia Laforucade, Emmanuel, Aída Cuevas, Shayla Dúrcal, Pepe Aguilar, Luis Fonsi o el tenor mexicano Fernando de la Mora son solo algunos de los cantantes que entonaran los temas de El Divo de Juárez, que han formado parte de la banda sonora de millones de latinoamericanos.

Después de que el pasado 28 de agosto falleciera repentinamente Alberto Aguilera Valadez, Juanes reconoce que se puso a ver los conciertos que daba en la televisión en los ochenta. “¡Cómo cantaba ese señor! ¡Parecía que le iba a reventar la voz!”, el artista colombiano, que habla a su interlocutor casi en un susurro, cuando exclama sube de golpe todos los decibelios. Y recuerda que hacia 2015, cuando grabó con él para su disco de duetos, tal era su torrente vocal que se tenía que colocar el micrófono en el ombligo. Explica por qué: “Tenía un volumen tan grande desarrollado a lo largo de su vida que viene de la ranchera, de cantar sin micrófono y cuando tu voz tiene que competir con la trompeta, contra 20 violines, un guitarrón, las parrandas… Entonces ellos desarrollan este músculo más que cualquier cantante”.

Juan Gabriel estará presente en este concierto póstumo. A través de una imagen proyectada por un holograma, Juanes interpretará con él este sábado uno de los himnos del artista mexicano, Querida, que, según confiesa, le lleva directo a su infancia, a la radio en su casa. “Es súper emocionante, pero súper triste y súper raro, porque yo no veo nada. El público sí lo verá, pero yo solo miro a un hueco. Básicamente me lo estoy imaginando. Aunque escucharé su voz. Estará ahí”, comenta Juanes sobre este moderno sistema.

El concierto está organizado por los hijos que tuvo Juan Gabriel con Laura Salas. En medio de una lucha legal por la herencia del Divo, Iván (el principal beneficiado), Jean y Hans Aguilera se han encargado de prepararle una fiesta por todo lo alto a su padre. Aunque detrás de los focos se esconden otros tres hijos secretos del artista, que reivindican su parte de protagonismo. Y del pastel sucesorio.

“Ayer [el jueves] cuando estaba ensayando, vi a todo su staff y a todos sus músicos y su familia y estaban todos tan felices, hermano. Qué chévere esta forma de celebrarle su vida a él, pues. Es muy bonito”, cuenta el artista.

El mejor amigo, el mejor maestro

Aida Cuevas vivió el pasado 5 de septiembre uno de los mayores honores de su carrera, pero también una de las tristezas más grandes de su vida. La intérprete se enfundó en el traje charro y coronó con Te lo pido por favor el homenaje póstumo al Divo de Juárez en Bellas Artes. Cuevas fue una de las mujeres más cercanas al ídolo. “Juan Gabriel es la persona más importante de mi carrera, lo conocí hace 34 años”, cuenta la cantante de rancheras. “Siempre me ayudaba, me aconsejaba, me llamaba para visitarlo, platicábamos, era mi paño de lágrimas… era un hombre fuera de serie y yo tuve el privilegio de conocerlo”, agrega.

El lazo que unía a ambos era tal, que Juan Gabriel, el padrino de su hijo mayor, le pidió matrimonio no una, sino tres veces. La propuesta llegó en 1985, mientras Cuevas vivía una crisis fuerte a nivel personal con su pareja de ese entonces. “Le contaba todo y él me dijo: Mi reina, váyase conmigo, no le estoy pidiendo que huya, pero casémonos y después vemos… sálgase de ese infierno”, relata. Ella se lo pensó mucho, pero al final prefirió mantener la amistad. “Creo que fue la mejor decisión que pude tomar, así tejí una amistad con él de muchos años y mucho cariño”, asegura.

Cuevas no creyó nada cuando su hijo le contó que corría el rumor de la muerte de su compadre. Ya lo habían “matado” unos años antes. En esa ocasión, ambos estaban en Nueva York. “Nos tomamos una foto en la que él se estaba haciendo el muerto y me dijo que pusiera al pie de la foto: ‘Aquí en el camerino, descansando en paz”, recuerda. “Tenía un humor muy negro”, dice entre risas. Cuando se confirmó la noticia, el golpe fue brutal. Hace una pausa. Cada vez que lo recuerda, le dan ganas de llorar.

Cuevas se vuelve a encontrar este sábado con su mejor amigo, su maestro. Cantará Así fue, el tema preferido de su compadre, y un popurrí de música mexicana. “Me siento muy orgullosa, muy privilegiada y muy agradecida, será un homenaje a la altura que él merece”, afirma.

Un dueto que se quedó en el aire

Juan Gabriel siempre estuvo presente en la carrera de Fernando de la Mora. Por eso, cuando le pidió que fuera como invitado especial a un concierto suyo en septiembre de 2015, no se lo pensó dos veces. El tenor creía que cantaría Amor eterno o Hasta que te conocí, temas que él ya había versionado antes, pero la elección de su anfitrión era otra: Recordándote. “Él solía hacer un cambio de vestuario cuando venía otro artista al escenario, pero cuando la canté, él se quedó y la cantó conmigo”, rememora emocionado. “Estaba nervioso y emocionado, como cuando debuté en varios lugares importantes, fue uno de los grandes hitos de mi carrera”, añade.

“Fue una versión muy bonita y me dijo que quería que la grabáramos juntos, pero nunca concretamos una fecha para hacerlo”, lamenta De la Mora. El homenaje es una nueva oportunidad de cantar juntos. Para el tenor, Juan Gabriel legó a Latinoamérica la voz para cantar y expresarse. “Va a ser muy emotivo ver a tantos artistas que vamos a estar recordándolo y, sobre todo, gozándolo”, comenta y revela que cantará Ya lo sé que tú te vas, una de las piezas más sentidas del ídolo y de mayor dificultad para la interpretación.

Un homenaje inesperado

Emmanuel conoció a Juan Gabriel en la puerta de la compañía discográfica. “Algún día tú vas a cobrar un cheque tan grande como éste”, le dijo cuando apenas daba sus primeros pasos como artista. El Divo quiso años más tarde que el intérprete de La chica de humo grabara un disco con sus composiciones y se encontraron en 1998 en Santa Fe, Nuevo México para concretar el proyecto. El álbum no se produjo, pero Emmanuel atesora ese fin de semana en el que conoció a un músico excepcional y a un ser humano generoso con las personas más necesitadas. “Era un compositor extraordinario, pero no sólo fue un compositor, él era especial, un artista increíble que hacía bailar, cantar y gozaba con la gente”, explica.

En una ocasión, Emmanuel quería darle un giro a su presentación con Manuel Mijares en Las Vegas y ambos decidieron interpretar un tributo de cuatro canciones a Juan Gabriel. El Divo murió el día en el que se iba a celebrar el concierto. “Decidimos seguir con el homenaje, proyectamos una imagen enorme de Juan Gabriel… fue un sentimiento increíble, un momento hermoso, nadie lo esperaba”, cuenta conmovido y pensativo.

“Imagino que sentiré lo mismo en Toluca, con el holograma es como tenerlo ahí, pero lo importante es todo lo demás, los artistas que irán, el cariño de la gente que ha trabajado toda su vida con él, del público y todo el sentimiento que se va vivir”, apunta el intérprete, quien cantará Pero qué necesidad y prepara una sorpresa para los asistentes al homenaje.

El País