Deportes

Arantxa Chávez entrena con miras al Campeonato Mundial de Natación

La clavadista mexicana afina detalles en du preparación para competir en el trampolín 3 metros en el certamen que se efectuará en Budapest

CIUDAD DE MÉXICO

Con 12 de años de practicar los clavados, 6 de ellos en el trampolín de 3 metros, Arantxa Chávez inició su preparación con el objetivo de poder participar en el Campeonato Mundial de Natación que se efectuará en Budapest, Hungría en el mes de junio; la competencia más importante del 2017. 

El año pasado, la deportista no pudo participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, por lo que tiene una “espinita clavada”, la cual espera sacarse pronto para representar a México en los diferentes eventos nacionales e internacionales.

Chávez se prepara en la competencia individual en el trampolín; su entrenador y ella, aún no saben con quién pueden realizar los clavados sincronizados. Una de sus parejas podría ser la joven Dolores Hernández, quien tomó parte en la justa olímpica del 2016 y no descartan esta prueba en el selectivo para acudir al Mundial.

El selectivo está planeado para mayo y la competencia será feroz para lograr mi boleto, hay mucha competencia interna y a veces es más difícil salir del país que estando en un mundial”, comentó la clavadista.

Arantxa Chávez tiene sus clavados favoritos, pero también uno que es “su coco” (sic) al cual respeta cada vez que lo tira. “Mi clavado favorito es uno, que es dos vueltas al frente con un giro, me gusta mucho porque lo disfruto en el momento de girar y el brinco que se le da, es uno de mis clavados favoritos”, expresó

Reconoció que cada vez que esta en el trampolín tiene miedo. A pesar de los 12 años que ha practicado esta disciplina, dice que aun varios clavados le atemorizan por la dificultad y el peligro que representan al realizar la ejecución.

Es uno que es dos y media hacia adentro, es el clavado que es mi coco, pero en eso he estado trabajando para sentir más confianza; es parada en la punta de la tabla en dirección como si fuera hacia atrás, pero tiene que salir hacia adelante, más o menos quitarse un poco de la tabla para que no se pegue una en los pies.”, afirmó la oriunda de la Ciudad de México.

Arantxa combina el deporte con los estudios. “Actualmente estudio nutrición, adapto mis entrenamientos con el horario de clases y combino las dos cosas para no descuidar ninguna.  Ya casi termino la carrera, voy en el octavo semestre” finalizó la atleta.

Excélsior