Partidos Políticos

'No basta gritar y agitar banderitas'

Cd. de México.- Cuauhtémoc Cárdenas asegura que no será agitando banderitas o firmando papeles como los mexicanos podrán hacer frente a las amenazas del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En opinión del fundador del PRD, la única manera de afrontar los embates es fortalecer al País a través de un acuerdo nacional encaminado a combatir los grandes problemas, entre los que se encuentran la pobreza, la desigualdad y la corrupción.

Para Cárdenas, una lección que dejó el Gobierno de su padre, el ex Presidente Lázaro Cárdenas, es que no hay política externa sin política interna, de ahí que uno de los pendientes, agregó, sea robustecer al País en lo interno, para asegurarle condiciones de equidad en el exterior.

“Sólo con condiciones de mayor fortaleza podrá el Gobierno mexicano y podrá México, en términos más amplios, más allá del Gobierno, tener una relación más equitativa con un vecino tan fuerte en todos los sentidos como Estados Unidos.

“El fortalecimiento de México no es simplemente gritar todos juntos y agitar banderitas todos juntos; el fortalecimiento de México es elevar los niveles de vida”, advierte.

El tres veces candidato presidencial acaba de publicar “Cárdenas por Cárdenas” (Debate, 2017), un libro sobre la vida y obra de su padre, el General Lázaro Cárdenas.

En el texto, plantea que el ex mandatario pudo afrontar los embates de Estados Unidos tras la puesta en marcha de la reforma agraria y la nacionalización de la industria petrolera debido a que las acciones de su Gobierno en lo interno, como el reparto de tierras, el acceso a la educación y la organización de los obreros, derivaron en un amplio respaldo social.

De acuerdo con el libro, ello permitió que el 18 de marzo de 1938, cuando Cárdenas anunció la expropiación petrolera, su decisión no sólo fuera avalada por la sociedad, sino que contribuyera simbólicamente con sus ahorros a pagar la deuda contraída con las empresas petroleras estadounidenses expulsadas del País.

Cárdenas considera que si bien es correcto que el Gobierno federal llame a la unidad nacional frente a las amenazas de Estados Unidos, ésta no se alcanzará portando insignias o suscribiendo documentos, como un nuevo pacto por México propuesto por empresarios, académicos y activistas.

En su opinión, la única manera de lograr la cohesión social que se demanda es mejorar las condiciones de vida del grueso de la población.

“Cuando se actúa en favor de la gente, la gente se agrupa y se apoya, cuando se va en contra del interés mayoritario, la gente está en contra de esas políticas y de quienes las están aplicando”, advierte.

En la actualidad, señala, entre la sociedad mexicana hay hartazgo por temas como la corrupción y la desigualdad. No obstante, sostiene que corresponde al Gobierno federal revertir esta situación.

“Echando abajo el gasolinazo, por ejemplo, esa sería una medida muy importante. Buscar que esos 200 mil millones de pesos que se pretende obtener con el alza de las gasolinas, se busquen en otras partidas presupuestales o en otras fuentes de recursos. ¿Cuáles pueden ser estas fuentes de recursos? Yo diría la publicidad oficial”, apunta.
Debate y 2018

Cárdenas subraya la necesidad de convocar a un debate nacional para definir el proyecto de nación, pues el problema del País, dice, no es que carezca de un proyecto, sino que el que se está siguiendo beneficia a un sector muy pequeño de la población.

“Me parece que debiera de haber un esfuerzo y una convocatoria, que no se ha hecho, para buscar un verdadero debate, verdaderamente escuchando opiniones diversas.

“¿Cuáles pueden ser los caminos para resolver los problemas que tenemos? Problemas de todo tipo: sociales, económicos, de delincuencia”, indica.

En ese debate, agrega, deben converger Gobierno, sociedad, empresarios, académicos, activistas y partidos políticos.
 

De cara a las elecciones presidenciales de 2018, el fundador del PRD admite que la izquierda tiene oportunidad de ganar, siempre y cuando defina primero el proyecto y luego al candidato.

“Tenemos que hacer un esfuerzo todos y despojarnos de individualismos, despojarnos de que ‘sólo mi proyecto cuenta’, y despojarnos de que ‘yo tengo que ser el salvador del País’.

“Lo que se tiene que buscar es, primero, la mayor unidad, la mayor coincidencia en torno a una propuesta, en torno a objetivos políticos concretos, no muchos, pero ponerse de acuerdo en 10, 12 objetivos fundamentales y, en torno a ellos, tratar de construir una mayoría social, una mayoría política, porque sin mayoría política y sin mayoría social no se logra una mayoría electoral”, advierte.

El reto, dice, es olvidarse por ahora de la elección presidencial de 2018.

“Ya vendrá el tiempo de los candidatos; primero hay que resolver el 2017”, apunta Cárdenas.

Reforma / Martha Martínez