Deportes

Arsenal se aleja de la cima; cae ante Watford

LONDRES.

El Watford sorprendió al Arsenal en el Emirates Stadium (1-2) y se llevó una importantísima victoria del norte de Londres para alejar todavía más a los ‘Gunners’ de la cabeza de la Premier League.

Tres minutos de ensueño, del 10 al 13 de la primera mitad, pusieron el partido de cara para un Watford que ni en sus mejores sueños esperaba comenzar el duelo frente a sus vecinos así de bien.

El defensa francés Younes Kaboul adelantó a los suyos con un libre indirecto que tocó en Aaron Ramsey y despistó a Petr Cech.

Sin apenas tiempo para la reacción local, los ‘Hornets’ golpearon de nuevo. Esta vez fue el capitán, Troy Deeney, que, muy atento, se adelantó a la defensa y empujó al fondo de las mallas un rechace del arquero tras un disparo lateral de Etienne Capoué.

La primera mitad fue un festival de los del noroeste de la capital, que tuvieron ocasiones de sobra para haber movido de nuevo el marcador.

En los segundos 45 minutos la tónica cambió y el Arsenal, ya con Theo Walcott sobre el terreno de juego -ingresó por un Olivier Giroud desaparecido-, se fue al ataque buscando la heroica.

El guardameta brasileño Heurelho Gomes mantuvo a los suyos en el partido con algunas actuaciones de mérito que impidieron al Arsenal descontar diferencias.

Walcott, Mesut Özil y Alex Iwobi probaron sin suerte al portero, que, sin embargo, vio cómo el nigeriano conseguía batirlo en el 58. Iwobi recogió un preciso centro desde la derecha de Alexis Sánchez y, de primera, empaló al segundo palo del arquero para subir el 1-2 al marcador del Emirates y dar alas a los suyos.

Mejoraron los de casa con el ingreso de Lucas Pérez.

El antiguo jugador del Deportivo tuvo en sus botas la mejor ocasión de los suyos, pero su magistral disparo desde la derecha lo repelió el travesaño con un Gomes ya vencido.

Pese a los acercamientos ‘Gunners’ en los instantes finales, el marcador no se volvió a mover y el Watford se llevó del Emirates un preciado triunfo que le permite escapar de los puestos bajos y dejar al Arsenal prácticamente sin opciones de luchar por el título de la Premier League.

Excélsior