Mundo

¿Cuánto costará construir el muro de Donald Trump?

De acuerdo con las estimaciones, su construcción varia entre los 15 a los 25 billones de dólares

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este miércoles una orden ejecutiva en materia migratoria que autoriza a comenzar con la construcción del muro.

De acuerdo con las estimaciones que había presentado Trump durante campaña, el muro tendría un costo de entre 8 y 12  billones de dólares, sin embargo, de acuerdo con información de la firma Bernstein, los costos podrían ser de 15 a 25 billones.
En una nota que enviaron a su clientes en julio del año pasado, Bernstein indicó que para realizar su estimación tomó como base las declaraciones del propio Trump sobre las posibles dimensiones del muro y sus propias suposiciones.
Cuando la empresa incluyó al costo de los materiales el de la mano de obra, la tierra y variaciones en la altura del muro fue que la cifra se elevó de 15 a 25 billones. La firma también aclaró que las características del terreno, como las zonas propensas a inundarse o el terreno accidentado, podrían subir los costos.
Sólo el concreto podría requerir una inversión de 330 millones, mientras que la compra del cemento requeriría mil millones de dólares. La propia Bernstein indicó que cifras de la Oficina de Contabilidad del Gobierno de EU estiman que la construcción de las zonas “más fáciles” de las 653 millas (poco más de mil kilómetros) existentes requirió de entre 2.8 y 3.9 millones de dólares por milla.
Bernstein le indicó a la revista Fortune que las estimaciones hechas en julio se mantienen.
Por su parte, un análisis efectuado por el Washington Post también estimó en 25 billones de dólares la construcción del muro.
De acuerdo con estimaciones de la BBC, la construcción de ese muro utilizaría tres veces el concreto que se utilizó para construir la presa Hoover de Nevada.
Bernstein es reconocida como la principal firma de investigación de ventas de las compañías de Wall Street.
De ser así, México tendría que pagar más de 500 billones de pesos.
A favor de la tortura
El borrador de una supuesta orden ejecutiva señala que el presidente Donald Trump pedirá revisar los métodos de interrogación usados contra sospechosos de terrorismo y la posibilidad de reabrir las cárceles clandestinas que operaba la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el exterior.
La orden, además, anularía el compromiso del gobierno anterior de cerrar la prisión de Guantánamo, Cuba.

El texto instruye a los asesores para “entregar al Presidente recomendaciones sobre si se debe reanudar el programa de interrogar a terroristas extranjeros, que sería aplicado fuera de EU, y si tal programa deberá incluir el uso de centros de detención operados por la CIA”.
En relación con esa información, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, negó que la oficina del Presidente haya elaborado un borrador de orden ejecutiva para analizar la reapertura de las prisiones.
El borrador de la supuesta orden, titulado “Detención e interrogatorios de combatientes extranjeros” y obtenido por The New York Times y The Washington Post, contempla la apertura de las prisiones clandestinas de la CIA, establecidas tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 .
Por otro lado, Trump aseguró en una entrevista con ABC News, emitida ayer, que cree que las técnicas de interrogatorio utilizadas en el pasado funcionan.
También dijo que sus jefes de inteligencia consideran que técnicas como el “ahogamiento simulado” pueden dar resultados contra el terrorismo.
Trump indicó que está dispuesto a combatir “fuego con fuego” al Estado Islámico y no descartó volver a utilizar las técnicas de interrogatorio que cesaron con la llegada del expresidente Barack Obama en 2009.
Crimen
Un hombre arrancó de un mordisco parte de la oreja de otro sujeto de origen hispano tras discutir temas relacionados con el actual presidente de los EEUU, Donald Trump.
Según lo informado por Mirror, la Policía de Pittsburgh dijo que al momento de los hechos, Marcos Ortiz -de 30 años- discutía con su compañero de cuarto, quien presuntamente estaba borracho y lo atacó después de decir que temía ser deportado a México.
“Me atrapó y me mordió … Se volvió loco”, asegura Ortiz, quien salió del hospital con un vendaje en la oreja y arañazos en la cara. En declaraciones a la prensa confesó que su amigo lo atacó cuando comenzó el tema sobre la administración de Trump.

El presunto agresor, que aún no ha sido identificado por la Policía y permanece suelto aún, estaba enojado por no haber ganado boletos de lotería.
Tras empujarlo por los escalones, Ortiz corrió a una gasolinera cercana para pedir ayuda, después de que el hombre agarró un cuchillo y amenazó con matarlo.
“Vas a morir esta noche” le gritaba su compañero de cuarto, quien está legalmente en el país desde hace seis meses.

Tratados con México
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará hoy acciones ejecutivas sobre migración para reforzar la seguridad nacional y la seguridad fronteriza, otro de los pilares de su campaña electoral.
De acuerdo con medios locales, el mandatario presentará sus planes para levantar un muro a lo largo de la frontera con México y se referirá a la implementación de la justicia en la zona.
Anoche el presidente confirmó vía Twitter: “Mañana [miércoles] gran día planeado para la SEGURIDAD NACIONAL. Entre otras muchas cosas, ¡construiremos el muro!”.

Fuentes que pidieron el anonimato indicaron que Trump también hará referencia al movimiento de “ciudades santuario”, cuyos gobiernos han prometido a sus ciudadanos indocumentados que los protegerán en caso de deportaciones. Desde hace tiempo, el ahora presidente amenazó a estas ciudades santuario con la pérdida de subsidios federales en caso de no cumplir las ordenanzas para la detección de inmigrantes indocumentados. Metrópolis como Nueva York o Chicago, por ejemplo, podrían enfrentarse a pérdidas de miles de millones de dólares en caso de que se aplique la medida.
Asimismo, se apunta que podría incluir un primer paso en la promesa de “escrutinio extremo” para refugiados y migrantes provenientes de países musulmanes o considerados por Trump “peligros potenciales”.
Las órdenes ejecutivas limitarán temporalmente el acceso a EU para los migrantes provenientes de Siria y otros países de Medio Oriente y África, así como para la mayoría de los refugiados, hasta que el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional endurezcan el proceso de investigación de antecedentes. Otra orden impedirá que se emitan visas a las personas provenientes de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, según dijeron colaboradores y expertos, que pidieron no ser identificados. La firma de las acciones ejecutivas tendrá lugar en las instalaciones del Departamento de Seguridad Nacional.
“Resucita” oleoductos. El presidente Trump resucitó ayer la construcción de dos polémicos oleoductos que su predecesor, Barack Obama, frenó en diciembre pasado por dudas sobre su impacto en el medio ambiente. Con la firma de dos decretos, el presidente levantó la prohibición y permite de nuevo la construcción de los oleoductos Keystone XL y Dakota, fuertemente criticados por grupos ecologistas.
Ahora Trump da luz verde a ambos proyectos, aunque no quedó claro de qué manera va a acelerar su construcción. Todo dependerá de la “negociación”, los “términos y condiciones” que se acuerden con las empresas constructoras, señaló el mandatario.
Como condición, el magnate establece en sus decretos que el acero que se utilice en la construcción “sea estadounidense” y que los puestos de trabajo creados —más de 28 mil, según sus estimaciones— también sean para el sector obrero nacional.
Desde el punto de vista del presidente, con esta decisión se cumplen otras promesas de campaña, ya que no sólo se generarán empleos, sino que se recuperarán los oleoductos y así se apostará por combustibles fósiles y la recuperación del sector del acero.
Sin embargo, su decreto también es un primer ataque a la herencia en cuestiones climáticas dejada por Obama.
“Haré todo lo posible para detener la construcción de estos oleoductos”, anunció ayer el senador Bernie Sanders, una de las voces más contrarias a la construcción de los oleoductos. Las organizaciones ecologistas también pusieron el grito en el cielo.
El proyecto Dakota —del que ya se ha construido 90%— ha generado protestas violentas entre la constructora e indios sioux, quienes se quejan no sólo de la contaminación sino de que la obra viola sus tierras sagradas.
Por otra parte. el presidente firmó ayer otro decreto para “simplificar” la burocracia en los procesos de evaluación medioambiental de nuevas infraestructuras. “Soy un ambientalista”, aseguró Trump ante los directivos del sector automotriz con los que se reunió ayer por la mañana.
Además, prohibió a la Agencia de Protección del Medio Ambiente y a sus empleados hacer públicos datos o informaciones. Con información de agencias
Renegociará el TLCAN
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump prometió renegociar acuerdos internacionales de comercio, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y retirarse de ellos si no está satisfecho, esto si es elegido presidente de Estados Unidos en noviembre.

Según lo informado por El Financiero, el TLCAN es un acuerdo de amplio alcance que establece las reglas que rigen el comercio y las inversiones entre Canadá, Estados Unidos y México. Desde que el tratado entró en vigor el 1 de enero de 1994, el TLCAN ha eliminado gradualmente las restricciones al comercio y a la inversión entre los tres países de la región de América del Norte.

De darse esto, el mercado mexicano presentaría una contracción importante, el año pasado, México y Estados Unidos comerciaron (bienes y servicios) 582.6 mil millones de dólares, de acuerdo con datos de la Oficina de Censo de Estados Unidos.
“Sería un golpe muy fuerte para México, tomando en cuenta que el comercio de México con Estados Unidos en un solo día se equipara a todo el comercio de América Latina por un año”, señalan los especialistas.
Asimismo, se afectarían las inversiones en el país, ya que las empresas extranjeras ven a México como una oportunidad para instalarse y aprovechar el TLCAN como una puerta directa hacia Estados Unidos.

El Debate