EconomíaPortada

Crecen riesgos para México.- FMI

Los riesgos para la economía de México han crecido en los últimas semanas, en parte debido a la incertidumbre tras la elección presidencial en Estados Unidos.

Lo anterior se refleja en las estimaciones de crecimiento, afirmaron funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Siete semanas después de haber presentado su evaluación anual de la economía mexicana, los principales funcionarios dedicados a México en el FMI admitieron que existen variables -incluida la depreciación del tipo de cambio y la caída de la bolsa mexicana- que reflejan ya los crecientes riesgos a la baja.

“Esto ya está llevando a la gente a marcar a la baja el crecimiento en México”, explicó Robert Rennhack el subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI en el Wilson Center.

En su evaluación de la economía mexicana de noviembre, el FMI había ubicado su pronóstico de crecimiento en 2017 en 2.2 por ciento, pero hoy los funcionarios del organismo reconocieron que el consenso de los analistas está ya en 1.7 por ciento afectado por diversos riesgos externos.

“En octubre, el consenso de los pronósticos veían un promedio de crecimiento de alrededor de 2.3 por ciento y ahora eso ha bajado a alrededor de 1.7 por ciento”, expresó en la misma charla Fabián Valencia, economista principal del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Desde la presentación de su evaluación de la economía mexicana el 22 de noviembre, conocido como Reporte de Artículo IV, el FMI había advertido que la mayor parte de los riesgos a la baja eran externos, incluido el proteccionismo comercial con la nueva Administración en Estados Unidos de Donald Trump.

“Hasta que la nueva Administración (de Trump) no diga cuál va a ser su política es difícil saber, pero obviamente esto es un escenario adverso”, respondió Rennhack a pregunta expresa sobre las amenazas de Trump de imponer aranceles de 35 por ciento contra las importaciones manufactureras de México.

Para Rennhack, la imposición de un arancel de 35 por ciento en violación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) debe considerarse, junto a otros factores como una nueva política fiscal en Estados Unidos, pero subrayó la incertidumbre alrededor de esto, que por sí sola ya golpea a México.

“Esto ya está llevando a la gente a marcar a la baja el crecimiento en México. Entonces ciertamente pensamos que habrá un período de incertidumbre en lo que la gente decide tanto en México como en Estados Unidos sobre cómo lidiar con el tema que se ha presentado”, aseguró el subdirector Rennheck.

Explicando que los nuevos pronósticos del organismo no llegarán sino hasta dentro de unas semanas, los economistas detallaron los factores que llevan a pensar que el riesgo a la baja para la economía mexicana estaba aumentando desde la elección presidencial de Trump en noviembre.

“Estos crecientes riesgos a la baja están reflejados también en el comportamiento de los precios de los activos que hemos visto desde noviembre pasado, con (…) el peso vis-a-vis el dólar depreciándose alrededor de 15 por ciento, con las primas de riesgo soberano incrementándose en 40 puntos base y con el mercado de valores cayendo en alrededor de 20 por ciento”, dijo Valencia.

En general, los funcionarios del FMI aplaudieron las reformas internas hechas por México de los años 2013 y 2014, incluida la energética, la de telecomunicaciones, la laboral y la financiera.

Sin embargo, los economistas recordaron que los cuellos de botella estructurales para la economía al interior del País incluyen la seguridad y el Estado de derecho, la calidad de las instituciones de impartición de justicia, la participación laboral de las mujeres, así como la pobreza y la desigualdad.

 

Reforma