Nacional

Urge CNDH sancionar 'severamente' la explotación, trata de personas y delitos financieros

Luis Raúl González, presidente de la CNDH, dijo que se requieren diagnósticos y análisis para saber dónde están las omisiones y las ausencias de la política pública.

El Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, urgió a sancionar “con severidad” a la trata de personas y a aquéllos delitos “que van de la mano”, como las diversas formas de explotación, los delitos financieros y el tráfico humano.

Al presentar el libro “El fenómeno de la trata de personas: análisis desde las ciencias penales y proyecto de reforma a la ley vigente en la materia”, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, señaló que también “se requieren diagnósticos” y análisis para saber “dónde están las omisiones y las ausencias de la política pública, si las personas que están siendo procesadas son también los autores intelectuales o solamente los cómplices, si las víctimas, todas y no sólo algunas, están siendo atendidas y se les está reparando el daño”.

Rodolfo Casillas, académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales precisó que la trata de personas es un negocio ilegal que deja 32 mil millones de dólares por al menos 265 tipos de explotación, incluida la laboral o la sexual, de millones de personas. En México, la trata de personas no ha logrado combatirse desde ningún tipo penal y preocupa que la ley en la materia se discuta desde 2014 en el Congreso, cuya discusión podría alargarse hasta el 2018.

Acompañado por Olga Noriega Sáenz y Alan García Huitrón, autores del libro, así como Rodolfo Casillas, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, y Gerardo Laveaga, entonces Director General de Prevención del Delito de la Procuraduría General de la República, el ombudsman nacional González Pérez enfatizó que “no sólo se requiere saber quién es el delincuente, sino cómo es la sociedad en que éste actúa impunemente bajo la tolerancia social o la corrupción; dicho delito debe atacarse desde la prevención, el reconocimiento de los factores de riesgo y los factores de protección de las comunidades”.

González Pérez destacó que la CNDH implementó la Campaña Nacional de Prevención de la Trata de Personas “Libertad sin engaños, ni promesas falsas”, con mensajes preventivos y materiales que fueron traducidos a 21 lenguas indígenas.

Alan García, coautor del libro indicó que la trata de seres humanos existe por la mala acción de factores económicos, sociales y políticos, por lo que la obra busca caminar hacia la globalización de los derechos humanos como el espíritu de las políticas públicas que los garantizan.