Te Recomendamos

¿De qué se trataba la rosca antes del Guadalupe-Reyes?

Entre las cosas que no faltan en la casa de una familia tradicional mexicana siempre está el pan dulce. No por nada hay tantas panaderías y vendedores ambulantes de pan en bicicleta: los mexicanos amamos la masa, de eso no hay duda, y si es con azúcar, aún mejor. Si a esto le sumamos que más del 80% de los mexicanos se considera católico (según el INEGI), no resulta tan extraño que la Rosca de Reyes siga siendo un motivo para reunirse con la familia o los amigos, cinco siglos después de que los españoles introdujeran la tradición a esta excolonia.

Actualmente, la rosca es una excusa para comer cosas ricas. Las hay rellenas de nata, con ate en vez del acitrón (que la verdad nadie se comía y además está en peligro de extinción), la de pan de Zacatlán que venden en las ferias (algunas vienen con queso adentro).

Pero ¿de qué se trataba antes de que marcara el fin del Guadalupe-Reyes?
Muchas de las tradiciones que mantenemos tienen un origen religioso, pero esto no necesariamente implican que las sigamos llevando a cabo por los motivos relacionados con el catolicismo.

El origen de la Rosca tiene que ver obviamente con los Magos. Los mismos que nos traían juguetes de niños y con los que nos sacábamos fotos en la Alameda. El muñequito escondido en la rosca representa los tiempos en los que Jesús, María y José tenían que estar huyendo del rey Herodes. Él los perseguía porque no quería perder todo su poder como rey ante el hijo de Dios…

Antes en vez de muñequitos metían en las roscas cosas menos divertidas como habas y monedas. Posiblemente esta tradición se fue desvaneciendo después de que alguien se ahogó o se dio cuenta de que las habas no saben bien en el pan. La tradición es que a quien le salga el muñeco tiene que comprar –o hacer– tamales para el Día de la Candelaria, que es el 2 de febrero. ¿Por qué esa fecha? Según la Biblia, es el día en el que el niño Jesús fue presentado en el Templo de Jerusalén.

Rosca de Reyes para todos
En México nos tomamos en serio la Rosca de Reyes. En 2010, el gobierno de la CDMX, todavía liderado por Marcelo Ebrard, preparó una rosca de 1500 metros de longitud. 140 personas estuvieron involucradas en su elaboración y lograron romper el Récord Guinness.

Este año, el gobierno de la CDMX repartirá 250 000 porciones de rosca. La cita es el próximo jueves 5 de enero en el Zócalo, a las 5 de la tarde.

Sopitas