Economía

Y ahora suben la luz

Dayna Meré
Cd. de México (03 enero 2017).- El primer golpe a los bolsillos fue el gasolinazo, el segundo impacto es la liberalización de los precios del gas LP y el nocaut llegó ayer con el anuncio de aumentos a las tarifas eléctricas de hasta 53 por ciento en un año.

La CFE estableció los aumentos para enero: en el sector industrial es de entre 3.7 y 4.5 por ciento; para el comercial, de entre 2.6 y 3.5 por ciento, y de uso doméstico de alto consumo (DAC) de 2.6 por ciento, en todos los casos con respecto a diciembre de 2016.

Lo peor es que en un año, de enero de 2016 a enero de 2017, la tarifa industrial de alta tensión se incrementó hasta en 53 por ciento, y la comercial en baja tensión hasta en 37.4 por ciento.

Durante el último año se han elevado en más de 25 por ciento los precios para los hogares con un consumo superior a 250 kilowatts al mes (tarifa DAC) vigente en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y Cuernavaca.

Entre diciembre de 2016 y enero de 2017 el aumento de la tarifa DAC fue de 2.6 por ciento.

Al menos los precios para los clientes de bajo consumo se mantendrán sin aumento en enero de 2017 con respecto a los registrados en diciembre de 2016, con lo que suman 25 meses sin incrementos en este rubro.

La CFE argumentó que el ajuste de las tarifas en enero de 2017 está relacionado con los aumentos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en diciembre de 2016 en comparación con diciembre de 2015.

Agregó que el precio del gas natural que utiliza en sus procesos de generación se incrementó 77 por ciento en diciembre de 2016, con respecto a diciembre de 2015.

En total, señaló, el impacto de las alzas en los energéticos se tradujeron en un incremento de 54 por ciento en el Índice de los Costos de los Combustibles utilizados para generar electricidad de diciembre de 2016 con respecto a diciembre de 2015.

José Antonio Prado, socio en Energía de la firma Holland and Knight, anticipó que los precios seguirán subiendo.

“Yo no veo cómo, fuera la tarifa subsidiada, esto se pueda parar, por lo menos en los próximos 9 a 12 meses, porque lo que vemos en los mercados internacionales es que el precio de los combustibles va a seguir subiendo.

“Creo que las tarifas de CFE estuvieron mucho tiempo bajas artificialmente, y esas bajas que se dieron tan pronunciadas fue un error, porque había un momento en que la realidad nos iba a alcanzar”, señaló.

Reforma