Nacional

Gobierno mexicano lamenta cancelación de planta Ford en San Luis Potosí

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno mexicano lamentó la cancelación del proyecto de la empresa automotriz Ford para abrir una nueva planta en San Luis Potosí.

En un comunicado, la Secretaría de Economía aseguró que la compañía repondrá cualquier erogación que el gobierno del estado haya realizado.

“El gobierno de México lamenta la decisión de Ford Motor Company de la cancelación del proyecto de inversión en San Luis Potosí y ha asegurado la reposición por parte de la compañía de cualquier erogación realizada por el gobierno estatal para la facilitación de esta inversión”, afirma el comunicado.

Luego de críticas y amenazas por parte del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, esta mañana, Ford anunció la cancelación de su proyecto para construir una planta en México, que significaba una inversión de mil 600 millones de dólares.

Por el contrario, dijo que invertirá 700 millones de dólares para “transformar y expandir” su fábrica en Flat Rock, Michigan, con lo que creará 700 nuevos empleos en ese lugar.

Ford señaló en un comunicado que aún moverá la producción de ese auto a México, pero será construido en una planta existente en Hermosillo, no en una instalación nueva como había planeado.

En el mismo tono, Trump se lanzó hoy contra General Motors por hacer su modelo Chevy Cruze en México y la acusó de enviar los autos a ese país sin pagar impuestos, por lo que amenazó a la empresa con imponer un “gran impuesto fronterizo” si no fabrica el auto en su país.

En su pronunciamiento, el gobierno de México señaló que el crecimiento de Ford en América del Norte, y particularmente en México, ha respondido a una estrategia de competitividad basada en cadenas globales de valor, en donde la región compite con otras del mundo.

“Los empleos generados en México han contribuido a mantener empleos manufactureros en Estados Unidos que de otra forma hubieran desaparecido ante la competencia asiática”.

Y añadió que reafirma su posición frente a un esfuerzo de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que fortalezca las capacidades competitivas de la región y de cada uno de sus integrantes.

Proceso