Entretenimiento

Y si la Princesa Leia se fuera con otro… (con otro peinado)

La triste e inesperada muerte de la actriz Carrie Fisher, el pasado 27 de diciembre, llevó a sus admiradores a recordar a su personaje más importante, la princesa Leia Organa de la saga Star Wars. Entre los recuerdos apareció uno asombroso: la posibilidad de que su peinado de chongos laterales, característico en Star Wars: Episode IV – A New Hope tuviera influencia de las adelitas mexicanas.

¿Cómo ocurrió esto?

Según Brandon Alinger, autor de Star Wars Costumes (2014), el peinado de los rollos no aparece en los dibujos para el personaje de Leia previos al rodaje.

Pero en 2002 George Lucas le dijo a la revista Times:

“Cuando grabamos la primera película en 1977, trabajé muy duro para crear algo diferente que no estuviera de moda y fue así como di con el look de las mujeres revolucionarias de Pancho Villa, de donde proviene la inspiración. Esas coletas proceden básicamente del México de cambio de siglo, aunque, tras el estreno, se convirtieron en una especie de moda”.

Los fanáticos de Star Wars no encontraban la referencia, pues las adelitas usaban sombreros y largas trenzas. Pero el profesor Eric Tang de la Universidad de Texas encontró una fotografía de revolucionarias mexicanas que exhibió en “Star Wars and the Power of Costume” del Museo de Denver. En ella, una mujer con carrilleras de balas, tenía el pelo en forma de moño, como la princesa de Alderaan. La imagen pertenecía a George Lucas y tenía el apunte: “Revolución Mexicana, peinados y mujeres”.

 

Flor de calabaza
Pero otro investigador, Michael Heilmann, sugiere que Lucas pudo equivocarse en su declaración y que en realidad se refería a las mujeres hopi de Arizona, tribu del sur de Estados Unidos, en la frontera con México.

Las hopi le llamaban a este peinado “flor de calabaza” y lo usaban cuando estaban listas para casarse. Kendra Van Cleave, de Frock Flicks, sitio que revisa los vestuarios de la película, dice que estos moños: “consisten en dos arreglos laterales que no son moños realmente, son más como asas de pelo. El cabello tiene una raya en el centro, luego se enrolla en torno a un arco de madera en forma de U. El pelo se enrolla siguiendo una figura de 8, amarrado en la mitad y estirado hacia afuera para crear dos semicírculos”.

El peinado se difundió entre Arizona y Chihuaha a finales del siglo XIX, gracias a las fotografías que circulaban entre ambos países. Se podría suponer, entonces, que la cercanía entre las hopis y las comunidades indígenas de Chihuahua favoreció el intercambio en ideas, costumbres y hasta modas. Incluso se cree que el peinado se usaba desde que Arizona aún era parte de México,

En todo caso, no es de extrañar que el look hopi de la “flor de calabaza” tuviera resonancias en Chihuahua, que de ahí hubiera llegado a la Revolución Mexicana y, décadas después, a la Rebelión contra el Imperio en Star Wars.

Fuente pagina de México