Nacional

En el sur del país, las casas con peores condiciones de habitabilidad

Muchos mexicanos carecen de vivienda adecuada y se ven orillados a soportar condiciones habitacionales deficientes y precarias, particularmente en el sur del país.

México.- Un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indica que los mexicanos consideran que la mayoría de las viviendas que construye el gobierno son muy pequeñas, costosas, de mala calidad, lejanas y con servicios deficientes, señaló Alicia Ziccardi, directora del Programa Universitario de Estudios Sobre la Ciudad, de dicha casa de estudios.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre las Condiciones de Habitabilidad de la Vivienda, realizada por la UNAM en 2015, ello ha derivado en el abandono de miles de viviendas y en el incremento de la cartera vencida de los organismos nacionales del rubro. Además, pone en evidencia la debilidad de las políticas de desarrollo urbano de los tres órdenes de gobierno para atender las demandas de los nuevos pobladores.

La investigadora afirmó que la dinámica demográfica y el rápido proceso de urbanización han incrementado la demanda de vivienda, mientras las malas condiciones de empleo y las crisis económico-financieras han limitado su acceso a la mayoría de la población. Si bien el número de espacios habitacionales es alto, la oferta de vivienda no responde a las características sociales y económicas de los mexicanos. Se construye mucha casa y poca ciudad.

Las políticas de años recientes han estimulado la producción masiva de vivienda social, que si bien ha logrado abatir el déficit cuantitativo, no ha mejorado las condiciones de habitabilidad de grandes sectores y ha provocado la expansión de las periferias urbanas.

Los datos del estudio, difundidos por la UNAM, muestran que en la zona sur del país están las viviendas con las condiciones más deficientes: una tercera parte tiene techos de lámina de asbesto y metálicas, en una de cada 10 el piso es de tierra y casi la mitad carece de disponibilidad de agua entubada y drenaje conectado a la red pública, en tanto que en el resto de la nación 75 por ciento de casas habitacionales cuentan con esos servicios.

En el sur, 27 por ciento de viviendas tiene una superficie de menos de 40 metros cuadrados, 16 por ciento en el norte y en el centro una de cada 10. En lo que respecta a hacinamiento, se da en 14 por ciento de viviendas del sur, en el centro y zona metropolitana de la Ciudad de México es de seis por ciento y en el norte de 4. En el sur, casi la mitad (46 por ciento) cuenta con sólo un dormitorio.

En la región norte sólo dos de cada 10 encuestados por la UNAM están muy satisfechos con la ubicación y zona donde viven, uno de cada 10 está muy satisfecho con bienes, servicios, amplitud y materiales de construcción, así como con los servicios en la región. En el sur, 30 por ciento se siente satisfecho con los materiales de construcción y ubicación, y 20 por ciento con servicios, zona donde habita, amplitud y bienes de su casa.

En todas las regiones analizadas la mitad de los entrevistados coincidió en señalar que la principal solución es hacer viviendas de calidad y dar más ayuda para comprarlas.

Periódico La Jornada / Emir Olivares Alonso