Deportes

Fiesta en el estacionamiento del Azteca

Cd. de México (22 diciembre 2016).- El estacionamiento del Estadio Azteca se convirtió en una extensión de cantinas y bares porque la afición no sólo aprovechó para llegar temprano y tener un lugar cómodo, también se instaló con música y hieleras para armar la pachanga.

Música a todo volumen, caguamas, cerveza de bote y ron con coca fueron las bebidas más socorridas.

Al menos en cada fila hubo un auto con estas características, calentando los ánimos desde 2 horas antes de que iniciara el encuentro.

El problema fue que el alcohol hizo estragos en algunos, ya que un grupo de aficionados decidió estacionar su auto ocupando dos lugares y abriendo la cajuela, para darle rienda suelta a la fiesta.

Las recomendaciones de un acomodador para que dejaran libre un espacio ni la escucharon, prefirieron ignorarlo.

Cuando un automovilista pasó y les preguntó si estaba ocupado, la agresión verbal no se hizo esperar.

“Circulale, está ocupado”, le respondieron.

“Hay que ponerlo así porque hay muchos nacos que no saben manejar y te rayan las puertas”, gritó su acompañante.

Los encargados de la seguridad no se aparecieron por el estacionamiento y la fiesta amenaza con seguir hasta después del partido.

Reforma