Nacional

México se convertirá en el cuarto productor de café en el mundo

Productores esperan que a inicios de 2017 el presidente Enrique Peña Nieto firme el decreto de la creación del Instituto del Café, cuya tarea será promover el desarrollo, competitividad y sustentabilidad del aromático.

La meta es posicionar a México como el cuarto productor del grano en el plano mundial, ya que actualmente se ubica en la posición 12, objetivo que se logrará, entre otras acciones con la renovación de 600 millones de plantas.

El nuevo instituto, que será un ente descentralizado, contará con un patrimonio propio y tendrá una cobertura tanto federal como estatal y a la vez será un enlace entre el sector público y privado.

Alfredo Moisés Ceja, ex director de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café, precisó que se trata de un organismo híbrido, cuya entrada en operación se hará una vez que el presidente Enrique Peña lo firme.

México es un gran productor de café con varios estados con potencial como lo son: Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla. Se puede volver a producir los 6 millones de sacos, sólo es cuestión de voluntad”, explicó.

Agregó que actualmente México produce alrededor de dos millones de sacos de 60 kilogramos y que se importan alrededor de 2 millones de sacos de café robusta que requiere la industria.

El consumo de café ha subido considerablemente en el país, por lo que se tiene que recurrir a las importaciones”, detalló.

Según Xinia Chávez Quiroz, consultora del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), para 2025, el consumo de café será de 195 millones de sacos de 60 kilogramos cada uno.

Subsidios
El ex representante cafetalero se manifestó a favor de que el gobierno otorgue a los 470 mil productores de café con la semilla y ofrezca asesoría en los primeros tres años y al cuarto año, los cafeticultores tienen que ser autosuficientes.

Se pueden dar subsidios, pero estos no deben ser eternos. De lo contrario, no se puede ser competitivo”, destacó.

A decir de Alfredo Moisés Ceja, la productividad del café decayó por la mala administración, la antigüedad de los cafetales y la roya de café.

Tenemos en México cafetales con más de 50 años que no se han renovado, hay que darle un tratamiento a cada plantación de café. Lo ideal es dividir la finca en cinco partes y cada año rotar la tierra a fin de mantener una productividad estable”, explicó.

Excélsior