Mundo

Homenajea Berlín a víctimas de ataque

EFE
Berlín, Alemania (20 diciembre 2016).- Berlín vivió con dolor las horas posteriores al ataque terrorista en el que un camión arrolló a decenas de personas en un mercado y mató a 12, a cinco días de Nochebuena.

La capital alemana amaneció así este martes con sus puestos navideños cerrados, con las banderas a media asta, mucha policía y numerosas ofrendas florales en memoria de los fallecidos, de los que ya se identificaron a seis alemanes.

También hay un total de 25 heridos que permanecen ingresados, 14 de ellos muy graves, de los casi 50 que fueron trasladados a hospitales tras el ataque.

Con flores, velas y misivas, centenares de personas, incluida la Canciller Angela Merkel, desfilaron a lo largo de una jornada de duelo por la Gedächtniskirche, iglesia emblemática de Berlín occidental bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial en torno a la que se extiende el mercado de navidad atacado.

En ese templo se organizó por la tarde un servicio ecuménico en recuerdo de las víctimas al que asistió el Gobierno en pleno.

Mientras, en el antiguo sector oriental de la ciudad, la Puerta de Brandeburgo se iluminó con los colores de la bandera alemana.

“¿Por qué?”, preguntaba un cartel situado junto al escenario de la tragedia; otro, a escasos metros de donde quedó varado el camión, rezaba “#Yosoyberlinés”; y un tercero, colgado de un puesto navideño de madera cerrado, decía “Tocado el corazón de Berlín”.

Muchas personas entraron en el templo para dejar por escrito sus pensamientos en un libro de condolencias que inauguró, a media mañana, el Alcalde de Berlín, Michael Müller.

Merkel, acompañada de sus Ministros de Exteriores e Interior, Frank-Walter Steinmeier y Thomas de Maizière, depositó una flor blanca frente a la iglesia, firmó en el libro y habló con varios responsables del dispositivo de emergencias.

El lugar se encontraba aún fuertemente vigilado por las fuerzas de seguridad, que durante gran parte de la jornada seguían recogiendo pruebas y sólo a mediodía retiraron el camión del lugar del ataque.

Los agentes mantuvieron acordonado el mercado de Navidad, hoy cerrado y con multitud de desperfectos en la senda de muerte y destrucción que dejó el camión a su paso.

Tanto éste como todos los demás mercados navideños de la capital alemana permanecieron sin servicio en señal de duelo, pero los responsables del Interior de los 16 estados federados alemanes acordaron que estos puestos tradicionales sigan abriendo como estaba previsto.

También decidieron dejar en manos de cada “Land” el refuerzo de las medidas de seguridad, especialmente palpable en Berlín, donde aumentó el número de agentes en las principales estaciones de tren y en los dos aeropuertos.

Merkel expresó en una comparecencia su conmoción, tristeza e indignación por lo ocurrido y dijo que, de confirmarse que el ataque fue cometido por alguien que llegó al país en busca de refugio, sería especialmente repugnante, pero subrayó que es importante no vivir paralizados por el miedo ante el mal.

El Presidente alemán, Joachim Gauck, reivindicó por su parte una sociedad abierta, pacífica y libre, basada en el derecho y la humanidad, frente al ataque a la libertad y al modo de vida occidental de quienes pretenden dividir.

“Ahora estamos conmocionados, pero nuestras convicciones no deben quedar conmocionadas”, afirmó Gauck.

Reforma