Nacional

Prevén beneficios con retorno masivo

Migrantes hondureños trabajan como pepenadores para sobrevivir en Tenosique, Tabasco, con miras a una oportunidad de trasladarse hacia Tijuana. 

Cd. de México .- México puede sacar provecho del tema migratorio que ha posicionado el Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y recuperar un bono demográfico con un posible retorno masivo de migrantes, consideraron especialistas del Colegio de México (Colmex).

En entrevista, Silvia Giorguli, presidenta del instituto académico, e investigadores del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de esa institución, Víctor Manuel García y Claudia Masferrer, advirtieron que la actual coyuntura representa una oportunidad para que México tome el liderazgo en el tema migratorio y establezca una política congruente.

“Pensamos que es un buen momento para México, lo que puede potenciar (la coyuntura) es retomar el liderazgo, movernos fuera de esta idea negativa y tratar de pensar positivamente en las áreas de oportunidad”, afirmó Masferrer.

Los especialistas, autores del reporte “A Migration System in the Making”, advirtieron que en Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras y El Salvador existe una convergencia demográfica.

Indicaron que en esos países la tasa de natalidad tiende a la baja, lo mismo que la tasa de mortalidad, lo que significa que cada vez habrá un menor volumen de población potencialmente migrante, entre los 15 y 30 años.

García manifestó que si esto se traduce como bono demográfico, es decir, como la ventana de oportunidad donde la proporción de la población en edades laborales es relativamente mayor que la de edades no laborales, significa que puede haber complementariedad en los mercados laborales en la región.
 

Señaló que a finales de la década de los 90 el bono demográfico de Estados Unidos y Canadá estaba por llegar a su fin; sin embargo, debido a la migración mexicana y centroamericana, se extendió.

“Si llega a haber un retorno de mexicanos con sus hijos, inmigración de centroamericanos a México, pues nosotros también podríamos tener este regreso del bono demográfico. Esto se tendría que traducir en políticas públicas que traten de absorber e integrar de manera eficiente a esta población”, señaló García.

Giorguli estimó que México está en una posición para impulsar una política migratoria congruente.

“Si México tuvo una tradición de apoyo al exilio español, latinoamericano, de acogerlos, de aprovechar todo el potencial que traían los 12 mil españoles que llegaron en los (años) 30, en una lógica congruente, ¿cómo no vas a tener una política de apertura y de recepción o en un sentido positivo de los que vienen, que son mexicanos, con plenos derechos? Si lo hemos hecho con otros, ¿cómo no lo vas a hacer con los propios?”, consideró.

Afirmó que México ha sido tradicionalmente reactivo en asuntos migratorios con Estados Unidos y ahora tiene espacio para anticipar más, no sólo como país de retorno de migrantes, sino también de tránsito y de destino.

Reforma