Nacional

Récord histórico en la Basílica: 7 millones 196 mil visitantes

Con una afluencia de 7 millones 196 mil peregrinos –un millón más que el año anterior– se estableció una marca histórica de asistencia a la Basílica de Guadalupe, con saldo blanco, informó el jefe delegacional de Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo Román.

Tras la conclusión del operativo Misión Peregrino 2016, puesto en marcha la semana pasada, se reabrieron calles y avenidas a la circulación, con lo que se normalizó el tránsito vehicular y se reanudó el servicio de los diversos sistemas de transporte suspendidos y/o desviados de su ruta.

Con el apoyo de 100 cámaras de vigilancia y cinco drones, destacó, se garantizó la seguridad de la gente y se atendió de manera inmediata a 5 mil 229 personas con cansancio, deshidratación, heridas en pies y rodillas y alteraciones en los niveles de glucosa y de la presión arterial.

El funcionario señaló que la pronta reacción de 5 mil 800 trabajadores de la delegación y elementos policiacos permitió la localización de 54 personas reportadas como extraviadas y que se encontraban en camino a sus lugares de origen, indicó.

Un total de 420 mil litros de agua fueron distribuidos en 25 puntos estratégicos, donde se ubicaron pipas y tinacos.

Durante el fin de semana, la llegada de millones de peregrinos a la Basílica significó innumerables muestras de fe, música, danzas y activación del comercio en la zona, pero también implicó la organización de cuadrillas de trabajadores de servicios urbanos de la delegación, que recolectaron mil 96 toneladas de basura de calles, dormitorios, parques, explanadas y del interior del templo mariano.

También se desplegaron miles de policías y elementos de atención de emergencias médicas para satisfacer los requerimientos de los visitantes.

La policía capitalina reportó el viernes, el sábado, el domingo y ayer saldo blanco, ya que no se registraron percances mayores, pues los feligreses se las arreglaron para pernoctar en los lugares disponibles, incluso en sillas, banquetas y en el carril confinado del Metrobús.

En el operativo de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México fueron desplegados más de 4 mil elementos para atender a más de 7 millones de feligreses y ciudadanos en general que acudieron a la zona.

Algunos peregrinos llegaron al recinto mariano con impedimentos físicos o enfermedades, en espera de alivio; otros requirieron ayuda médica debido a las largas caminatas o las inclemencias del clima, lo cual no menguó su fe y su compromiso con la Virgen para regresar el próximo año para darle las gracias por los favores recibidos o pedir nuevamente su intervención.

Por la noche se observaron largas filas de vehículos en vialidades como Circuito Interior, Insurgentes, Constituyentes y Zaragoza por el regreso de los peregrinos en autobuses, camiones de redilas, camionetas, bicicletas y a pie.

 

La  Jornada