Entretenimiento

“Estación Zombie: Tren a Busan”, una pesadilla a alta velocidad

MONTERREY, NL (apro).- Asia le aporta muy buenos sustos al mundo. Luego de la andanada de horrores que entregó en el inicio del milenio con El Aro, La Maldición, El Ojo y otros filmes similares (con sus respectivas réplicas estadunidenses), se generó una inercia escalofriante que ahora llega desde Corea del Sur con Estación Zombie: Tren a Busan (Train to Busan), una pesadilla claustrofóbica a alta velocidad.

El casting y el crew son desconocidos para occidente. La dirige Sang-oh Yeon, que anteriormente había hecho trabajos de animación. La protagonizan Yoo Gong y Soo-an Kim, en papeles de padre e hija pequeña.

Por esta ocasión, no importan los nombres, sino el excelente trabajo que se ve en pantalla.

Estación Zombie es una vertiginosa aventura de horror apocalíptico, donde el mundo es devastado por una epidemia provocada por causas desconocidas que crea monstruos muertos en vida.

En el inicio se establece un pequeño primer acto en el que son presentados los personajes y rápidamente se les ubica en la realidad y en su propio drama. Los pasajeros son de diferentes clases sociales y temperamentos, lo que generará una extraña mezcla de percepciones de la vida, entendimiento de la lealtad y la solidaridad en medio de situaciones extremas. Después sigue pura acción de alto octanaje.

No hay ninguna propuesta original, aunque todo es adrenalina. Estos zombies son como los que dicta la modernidad. Andan por el mundo cafeinados y furiosos, buscando víctimas para engullir. La persona mordida por uno de estos seres queda infectada irremediablemente y se convierte en uno de ellos.

Muy atrás quedaron los zombies lentos, que se movían con pasos contados y los brazos extendidos, buscando orientación en un mundo de muerte.

Pese a que es una historia rutinaria, hay un gran sentido del ritmo en la dirección, con escenas que hacen que la situación de los viajantes cada vez sea peor y la desesperación ocasione emociones más densas. En el tren atestado, que parte de Seúl, es cuestión de que una sola persona ingrese contagiada para desatar el caos y la destrucción.

En medio de la confusión y muerte, surge un grupo de pasajeros heroicos que hacen equipo para sobrevivir, avanzando entre vagones y buscando esperanza en cada una de las estaciones, para alcanzar la segura ciudad de Busan, la tierra prometida, a donde la virulencia no ha llegado. O por lo menos eso es lo que anhelan.

https://youtu.be/W8my7nk_ffQ

Como un videogame, el filme va presentando obstáculos periódicos, y los ocupantes que permanecen vivos tienen que ingeniárselas para superar cada trampa, aunque el espacio es bastante reducido en un tren bala, que impide desplazamientos en el exterior.

El ritmo es frenético y la acción es agotadora. El tren se detiene poco, pero sólo para someter a sus ocupantes a mayores angustias y persecuciones cada vez más espeluznantes adentro de las terminales, donde buscan encontrar una salida. Paradójicamente, el lugar más seguro para los que prevalecen es la nave llena de horror.

Estación Zombie es una cinta intensa. Tiene mucha violencia gore, movimiento, velocidad y situaciones de drama extremo, pero sobre todo toneladas de entretenimiento.

Proceso