Economía

Los dos enemigos naturales de tu aguinaldo

La época decembrina es la temporada ideal para darse uno que otro “gustito” gracias al aguinaldo, pero la falta de control y el despilfarro puede dejarte sin nada para enfrentar la cuesta de enero.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recordó que el aguinaldo es un ingreso extra que la mayoría de las personas gasta en festejos, comidas, adornos de la casa y fiestas de fin de año, incluso muchos caen en la tentación de usarlo en cosas innecesarias.

Por lo anterior, el organismo, en la edición de noviembre “Proteja su dinero”, detalló algunos de los errores comunes en estas fechas y que llevan a las personas a derrochar su aguinaldo.

La primera de las equivocaciones es no presupuestar, de acuerdo con una encuesta, 26% de los mexicanos nunca realiza un registro de sus ingresos y gastos propios, mientras que 33% lo hace en ocasiones.

Explicó que contar con un presupuesto ayuda a controlar el dinero y permite conocer la capacidad de pago, es decir el dinero que se dispone para adquirir bienes, lo que deriva en el establecimiento de un límite de compras.

Ante la cantidad de ofertas, un gran número de mexicanos utiliza la tarjeta de crédito en gastos cotidianos y en compras sin sentido, por lo que se aconseja reflexionar si realmente es necesario adquirir productos prescindibles como un nuevo par de zapatos, la bolsa de moda o el aparato tecnológico más reciente.

Como en todas las festividades, los comercios aprovechan esta temporada para ofrecer “el mejor regalo”; sin embargo, recomendó adquirir con anticipación los presentes a obsequiar y no realizar compras cercanas a la Navidad, pues los costos de los productos crecen conforme se acerca esta celebración.

Añadió que las personas dejan de considerar el tema del ahorro y comienzan con el despilfarro del aguinaldo, lo que podría llevarlos a una resaca financiera que implique terminar el año con deudas.

 

 

DINERO