Economía

Sector empresarial celebra aumento al salario mínimo

Ciudad de México. El sector empresarial consideró positivo el aumento al Salario Mínimo que este jueves se acordó en el seno de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami).

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) -organismo que rechazó de entrada la propuesta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de elevar el mínimo a 89.35 pesos- dijo, luego de que se diera a conocer el acuerdo, que la medida “fue alcanzada gracias al diálogo responsable entre los sectores sociales: gobierno, trabajadores y empresarios, en unidad”.

En un posicionamiento difundido la tarde de este jueves el CCE dijo que coincide con todos los demás actores en la necesidad de una recuperación paulatina, responsable y efectiva del salario mínimo, que brinde a los trabajadores de menores ingresos la posibilidad de acceder a mejores niveles de calidad de vida para ellos y sus familias.

En días recientes el presidente del CCE Juan Pablo Castañón, había llamado a todos los involucrados en la negociación a que prevaleciera la prudencia y la responsabilidad ante el entorno de debilidad económica que se vislumbra el próximo año.

Sus declaraciones se habían dado luego de que el presidente de la Coparmex Gustavo de Hoyos Walther, propusiera de manera unilateral -es decir sin el consenso del CCE del que la Confederación forma parte- elevar el mínimo a 89.35 pesos -desde los 73.04 en que está ahora- para que por lo menos cubriera la línea mínima de bienestar fijada por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Finalmente, la Conasami aprobó que, además de un aumento porcentual de 3.9 por ciento -como referencia para los salarios contractuales- se otorgará un aumento nominal para colocar el Salario Mínimo en 80.04 a partir de enero de 2017.

“La Conasami ha optado por una resolución que, por un lado permite continuar con el aumento en la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores, especialmente aquellos que cobran un salario mínimo; y a la vez no poner en entredicho las variables generales que nos han permitido estabilidad en el complicado contexto internacional”, dijo Castañón.

El empresario hizo un llamado a las empresas, sindicatos y líderes a establecer un diálogo responsable y objetivo en sus negociaciones a partir del primero de enero, tomando como referencia el 3.9 por ciento y que cada empresa, de acuerdo a sus propias condiciones de productividad y mercado, pueda establecer sus revisiones en unidad y paz laboral.

La Coparmex se congratuló por la aprobación de la medida, que calificó como un “importante paso” para fortalecer el poder adquisitivo del salario de quienes menos ganan en la economía formal.

Reconoció el acuerdo de la Conasami -al que calificó de histórico- puesto que por primera vez se estableció una modificación al salario que, además de tener el referente porcentual ligado a la inflación, como tradicionalmente ha ocurrido, considera ahora un aumento nominal en pesos.

A partir del 1 de enero de 2017, el Salario Mínimo General se ubicará en los 80.04 pesos, compuesto por un aumento porcentual del 3.9 por ciento, sumado a un aumento nominal de 4 pesos.

“Los empresarios que formamos este Sindicato Patronal con presencia en todo el país, ratificamos nuestra postura para que en el 2017, a lo largo de ese año, vayamos avanzando para que el Salario Mínimo General se ubique antes de que termine 2017 en los 89.35 pesos, que sea esta cifra precisamente la que ha establecido el Coneval como la línea del bienestar”, adelantó Gustavo de Hoyos Walther.

La Jornada